Mis Finanzas

Libros y juegos para que la economía no dé escalofríos a tus hijos (ni a ti mismo)

La educación financiera suele ser una asignatura pendiente. La crisis, con sus excesos y sus pecados previos y sus dramáticas consecuencias posteriores, bien que lo ha demostrado -por desgracia-. Por eso cuanto más se sepa, mejor. Y cuanto antes, además.

Pedro Calvo

Libros y juegos para que la economía no dé escalofríos a tus hijos (ni a ti mismo)

¿Escalofriante¿. Es el adjetivo elegido por Lorena González Guerrero, diputada de Podemos en Castilla y León, para titular un vídeo en el que critica el uso del libro `Mi primer libro de economía¿ para empezar a familiarizar a ¿nuestros niños y nuestras niñas¿ (sic) con los conceptos económicos y financieros.

Pero ese mismo adjetivo también es válido para otras situaciones. Como, por ejemplo, que la mitad de las personas entre 18 y 34 años no sepa qué es la inflación o que el 15% de los hogares sólo tenga dinero para aguantar un mes ¿o incluso menos-, tal como refleja, entre otros datos, la última Encuesta de Competencias Financieras publicada en mayo y elaborada por el Banco de España (BdE) y la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) con la ayuda del Instituto Nacional de Estadística. También fue escalofriante en muchos casos la venta de preferentes o determinado productos financieros aprovechándose del desconocimiento de los clientes. Como fueron escalofriantes muchos de los excesos y los pecados previos a la crisis, los que condujeron a un estallido y unas consecuencias igualmente escalofriantes.

Tanto esta encuesta del BdE y la CNMV, como otras vinculadas al mundo financiero que se realizan periódicamente, como los episodios relacionados con la colocación de productos financieros inadecuados para los clientes a los que son vendidos ponen de manifiesto que España necesita mejorar en educación financiera. Con este fin, hace diez años, en mayo de 2008, el BdE y la CNMV lanzaron un Plan de Educación Financiera.

¿La CNMV y el Banco de España asumen, dentro de la  estrategia  global  del  Gobierno  en  el  ámbito  de  la  educación  financiera,  las  recomendaciones y principios de la Comisión Europea y la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) de contribuir a la mejora de la cultura financiera  de  los  ciudadanos,  dotándoles  de  herramientas,  habilidades  y  conocimientos para adoptar sus decisiones financieras informadas y apropiadas¿, se expuso en la presentación del Plan. Y la premisa de partida, manifestada incluso antes de que estallara lo peor de la crisis financiera, estaba clara: ¿La  mejora  de  la  cultura  financiera  de  la  población contribuye a fomentar tanto la estabilidad y confianza en el sistema financiero como el crecimiento económico¿.

Una década después, con una crisis de dimensiones históricas por el camino, el Plan sigue vivo. Y también su objetivo, porque precisamente la Encuesta de Competencias Financieras evidencia que queda mucho por hacer. En especial, entre los más jóvenes, que son los que peor `nota¿ sacan en ese trabajo de campo.

PASEN, LEAN¿ Y JUEGUEN

A priori, introducir los conceptos económicos y financieros a los niños -y no tan niños- no parece tarea fácil. Pero, como en tantas otras disciplinas, siempre hay recursos e imaginación para empezar a hacerlo.

Como el propio libro mencionado por la diputada de Podemos, 'Mi primer libro de economía'. Escrito por María Jesús Soto, a través de sus tres protagonistas, Carol, Nico y el perro Euro, de dibujos y de anécdotas, la autora presenta varios de los principales económicos, como los de inflación, ahorro e inversión. Puede, eso sí, que ahora no sea fácil de conseguir, porque tras el vídeo de la diputada de Podemos se ha convertido en un `superventas¿.

Una experiencia en el colegio, cuando acudió a la clase de su hijo para explicar a qué se dedicaba, impulsó al economista argentino Martín Krause a escribir el libro `La economía explicada a mis hijos¿. En él busca metáforas y conexiones entre los conceptos económicos y varios de los cuentos infantiles más populares con el propósito de facilitar el relato a los niños.

Aunque, puestos a facilitar, nada como los juegos. Es el caso, por ejemplo, de `La Isla de la Inflación¿, un juego en el que el Banco Central Europeo (BCE) presenta distintos escenarios para explicar el concepto que representa su razón existencial: la inflación.

El Banco de España también tiene sus juegos en su `Aula virtual¿. Con ellos se puede estar a los mandos de un banco central y conocer mejor cómo funciona el sistema financiero y de pagos.

Y también hay varios juegos en la web de `Finanzas para todos¿, una de las plasmaciones del Plan de Educación Financiera. En la zona de juegos se pueden encontrar crucigramas, roscos como el de `Pasapalabra¿ o circuitos financieros en los que se puede poner a prueba lo aprendido.

 

 

Gráficos relacionados