Mis finanzas

Emprendimiento en España: ¿con qué obstáculos y apoyos se encuentra?

La tasa de actividad emprendedora en España es del 6,4%, por debajo de la media europea

Las principales trabas son la financiación, la política, la cultura y la formación

Yolanda González

Emprendimiento en España: ¿con qué obstáculos y apoyos se encuentra?

La tasa de actividad emprendedora (TEA) ha pasado del 5,2% en 2016 a un 6,4% en la 2018, acercándose a niveles precrisis (7,6% en 2007), según datos del ‘Informe Global Entrepreneurship Monitor (GEM) España 2018-19' presentado esta semana por el Centro Internacional Santander Emprendimiento (CISE), la Asociación RED GEM España, la Fundación Rafael del Pino, la Empresa Nacional de Innovación (Enisa) y Banco Santander. 

Sin embargo, la tasa española sigue por debajo del promedio europeo (8,7%). El informe analiza cuál es la situación de los emprendedores españoles y con qué trabas se encuentran a la hora de embarcarse en un nuevo proyecto empresarial.  

OBSTÁCULOS 

En lo relativo a las condiciones del entorno que actúan como frenos de la actividad emprendedora en España, los expertos destacan que el principal obstáculo en 2018 fue el acceso a la financiación (63%). En concreto, señalan que los instrumentos de financiación públicos y privados son escasos y de difícil acceso. De hecho, el informe evidencia que la inversión inicial en los nuevos negocios proviene sobre todo de los fondos propios, de la familia, de los amigos o personas cercanas. Además, destacan que la falta de financiación y los altos impuestos suelen ser las principales motivaciones de cierre de una empresa.

Las políticas gubernamentales ocupan el segundo puesto de las trabas (44,4%). Los expertos coinciden en que existe un exceso de burocracia, impuestos elevados y diferente regulación según la comunidad autónoma. 

Las normas sociales y culturales (44,4%) empatan con la política en la lista de impedimentos. A pesar de los esfuerzos en materia de sensibilización, el informe asegura que aún hacen falta más esfuerzos para fortalecer la imagen del empresario y de la cultura emprendedora en la sociedad. Subrayan que es necesario un cambio en la consideración social del fracaso y un mayor reconocimiento del esfuerzo.

Cierra la lista de los obstáculos la educación y la formación (33,3%). En concreto, los expertos coinciden en que se requiere más orientación hacia una cultura emprendedora en las diversas etapas del sistema educativo. 

En cuanto a las recomendaciones que plantean, consideran que el diseño de políticas debería estar orientado a fortalecer la actividad emprendedora mediante la reducción de costes, cargas fiscales y de burocracia. Es vital que la regulación fiscal se adecue a las condiciones del mercado actual y que considere la implementación de incentivos para la creación de nuevos empleos.

APOYOS 

En lo relativo a las condiciones que favorecen la actividad emprendedora en España, el estado del mercado laboral (48,1%) ocupa posiciones relevantes en el ranking de condiciones que favorecen la actividad emprendedora desde el 2011. La precariedad laboral y el desempleo han sido los impulsores del emprendimiento. 

Le sigue la transferencia de I +D (44,4%). El informe subraya la importancia del I+D como una condición favorable para emprender en el 2018 porque está estrechamente vinculada a la identificación de oportunidades, nuevos productos y tecnologías e incluso la posibilidad de entrar o crear nuevos mercados.

Gráficos relacionados