Banca

De tarjetas a hipotecas: así es la oferta comercial de las fintech

Las cuentas con servicios asociados son el principal reclamo de los 'challenger banks' y los neobancos

Algunas de estas firmas ya venden otro tipo de productos, como minicréditos o cuentas remuneradas

Clara Alba

De tarjetas a hipotecas: así es la oferta comercial de las fintech

La banca fintech avanza en su objetivo de arañar negocio al sector financiero tradicional. MyInvestor es la referencia del potencial de estas entidades. La firma, que Andbank lanzó a finales de 2017, nació como un roboadvisor para gestionar inversiones. Apenas un año y medio después, la firma ofrece una de las hipotecas variables más atractivas del mercado, a euríbor más 0,89% con un tipo inicial del 1,79%, sin vinculaciones (ni siquiera la domiciliación de la nómina), ni comisiones, además de asumir todos los gastos del proceso de la firma. 

Tambien tiene una cuenta remunerada y sus próximos pasos van en la dirección de ofrecer distintos productos de inversión, compitiendo de tú a tú con otros bancos online de grandes entidades, como Openbank de Banco Santander o Coinc de Bankinter. 

Todas estas iniciativas nacieron ante la evidencia de que la banca tradicional no podía quedar al margen de los procesos de digitalización.  “Los bancos tienen que reconstruirse, reorganizar su modelo de negocio, porque el cliente nos está cambiando”, explica Salvador Casquero, profesor del IEB y cofundador de la firma 2gether. Fernando Rodríguez, responsable de desarrollo de Bizum, insistía durante un desayuno informativo organizado por 'Investing.com' en que “algunos bancos tradicionales ya llevan años adaptándose a la digitalización, hasta el punto de que ya casi son proveedores de tecnología”.

EXPERIENCIA DEL CLIENTE

No es para menos. Los grandes no solo tienen que competir entre ellos. También han aparecido nuevos jugadores como los neobancos y los challenger banks’, con un fuerte crecimeinto en el segmento de banca móvil. Su estrategia se basa en una mejor experiencia con el usuario a través de servicios que suelen presentar mejores condiciones en términos de comisiones y vinculación que los que se pueden encontrar en las sucursales a pie de calle. Y todo con una operativa cien por cien online.

“La digitalización supone crear una mayor conciencia en el mercado sobre las nuevas necesidades de los clientes y nuestro cliente ya es nativo digital, por lo que no demanda hablar con una persona física ni acudir a una oficina”, explicó Fernando García, de N26, durante el encuentro. El banco alemán cuenta actualmente con 3,5 millones de clientes en 24 mercados europeos y prepara para los próximos meses su expansión en EEUU y Brasil.

La firma opera bajo el formato de ‘challenger bank’ (con licencia bancaria) en España. Actualmente ofrece la Cuenta N26, totalmente gratuita para particulares y autónomos. Por 16,9 euros, los clientes pueden contratar la ‘clase’ Metal de este producto, que añade a sus servicios el pago sin comisiones en cualquier lugar del mundo. Por un precio más asequible, de 9,90 euros al mes, el cliente puede acceder a la Cuenta N26 Black, que permite retirar dinero en cualquier cajero del mundo e incluye un seguro de viaje. Las retiradas de efectivo son gratuitas en las cinco primeras operaciones y, después, pasan a tener una comisión de 2 euros. 

NUEVOS SERVICIOS

Revolut es la firma más similar a N26 en España por producto. La firma fundada en Reino Unido en 2014 cuenta con 5 millones de clientes y opera en 31 países europeos. Además de ofrecer cuentas gratuitas para particulares, también dispone de otro tipo de servicios como el ‘redondeo’ del pago de las compras para ahorrar. Un servicio que, por ejemplo, BBVA acaba de añadir a sus aplicaciones. Revolut también permite retirar hasta 200 euros al mes de forma gratuita en cualquier cajero del mundo. 

Ferratum Bank es otro ‘challenger bank’ que cuenta con 3,5 millones de usuarios. Además de una cuenta cien por cien móvil para particulares, la firma se ha lanzado a la comercialización de otro tipo de productos. En concreto, ofrece minicréditos online de hasta 500 euros y una cuenta de ahorro al 0,6% TAE, sin comisiones ni vinculación. 

Otros nombres como Bnext, Monese o Bnc10 también se han colado entre los nombres más conocidos de los neobancos que, a diferencia de los ‘challenger banks’, no cuentan con licencia bancaria, con lo que su oferta de producto está más limitada. Por ejemplo, Bnext, que suma 180.000 usuarios, ofrece una cuenta digital con una tarjeta de prepago gratuita que permite pagar o retirar efectivo en otra divisa sin comisiones. La firma 

Barcelona bnc 10 aspira a cerrar 2019, su primer año de vida, con 50.000 usuarios. Ofrece una cuenta sin comisiones ni requisitos asociados, más allá de la tarjeta prepago que también es gratuita. Además, permite tres retiradas de efectivo al mes en cualquier cajero del mundo sin comisiones. 

Gráficos relacionados