Hipotecas

Cómo será el nuevo euríbor y cómo puede afectar a las hipotecas

EMMI tiene previsto introducir el nuevo cálculo del euríbor antes de fin de año

Las pruebas realizadas reflejan oscilaciones más bruscas con la nueva metodología

Ana M. Pastor (El Boletín)

Cómo será el nuevo euríbor y cómo puede afectar a las hipotecas

Ha comenzado la cuenta atrás para que el nuevo euríbor, el principal indicador para las hipotecas variables, sea una realidad. De hecho, la nueva fórmula para calcular este índice -en el que las autoridades económica europeas trabajan desde 2016- se está aplicando gradualmente en combinación con la metodología anterior, con la idea de esté plenamente en vigor a principios de 2020, según explica Pau A. Monserrat, economista de Futur Finances y profesor asociado en la Universidad de las Islas Baleares (UIB).

Este experto señala que el cambio en la metodología para calcular el euríbor -que trata de medir a qué tipo de interés se prestan los bancos europeos- tiene como finalidad mejorar la transparencia, así como evitar que se pueda manipular y recuerda que con dicho objetivo ha estado trabajando el Instituto Europeo de Mercados Monetarios (EMMI, según sus siglas en inglés).

Con el nuevo cálculo del euríbor -que no cambiará de nombre finalmente, aunque se le conozca popularmente como euríbor plus- lo que se pretende es revolver algunas debilidades que presenta la forma en la que se calculaba hasta ahora, según Pau A. Montserrat, quien apunta que el problema que presenta la metodología que se usaba hasta ahora es que se basaba solo en estimaciones aportadas por los bancos. Además, de solo 18 bancos de la Eurozona, una muestra que se consideraba muy pequeña y poco representativa.

"Se da la circunstancia de que los bancos se prestan pocas veces dinero a un plazo tan largo como 12 meses"

El experto añade que, “en el caso del euríbor a 12 meses (que es el más utilizado en las hipotecas), se da la circunstancia de que los bancos se prestan pocas veces dinero a un plazo tan largo por lo que se consideraba que el dato era poco fiable”. Por ello, y para solucionar dichas carencias, se ha optado por una metodología híbrida, en la que además de las estimaciones se incluyen también préstamos entre entidades que no son bancos: aseguradoras, fondos de pensiones, multinacionales o instituciones financieras.

La cuestión es si esta forma de calcular el euríbor afectará a las actuales hipotecas, ya que si el nuevo valor del índice es más alto, las cuotas se encarecerán, mientras que si es más bajo, las mensualidades se abaratarán. De momento, según el economista de Futur Finances, parece que el método híbrido podría ser positivo para aquellos que tienen contratadas hipotecas variables, ya que el euríbor marca ahora mínimos históricos y la tendencia es que siga a la baja.

EN MÍNIMOS HISTÓRICOS

Monserrat deja claro que, la bajada del euríbor estaría provocada en gran medida por la política monetaria del Banco Central Europeo (BCE), ya que la institución ha dejado entrever que en septiembre podría acometer nuevas bajadas de tipos y recuperar antiguas herramientas de flexibilización monetaria. No obstante, considera que también podría estar ayudando en la caída la nueva composición del índice. Recuerda que el euríbor cerró en junio en el -0,191% y que que en agosto está en el -0,336% de media.

En este sentido las previsiones que maneja iAhorro.com es que “un mes más, el euríbor vuelva a marcar en agosto un récord histórico”, haciendo notar que “hace solo un año, el euríbor se situaba en el -0,169%”.

Con el dato de este mes de agosto –si finalmente cierra en el -0,3%, ya son 43 los meses que lleva en negativo el euríbor. “El principal indicador para las hipotecas variables no deja de sorprendernos mes tras mes. Parece que el índice no ha tocado fondo y es posible que en los próximos meses nos siga sorprendiendo con nuevos récords, la pregunta que nos hacemos ahora es ¿hasta dónde llegará?”, señala el director de Hipotecas de iAhorro.com, Simone Colombelli.

Gráficos relacionados