Mis finanzas

Cinco consejos de ahorro para pegarte unas vacaciones mejores el año que viene

Una vez que tengas destino y fechas, date prisa en reservar

Valora poner a trabajar tus ahorros para contar con ingresos extra

Antonio Villanueva (Finect)

Cinco consejos de ahorro para pegarte unas vacaciones mejores el año que viene

No hay español al que se pregunte a la vuelta de las vacaciones "¿qué tal han ido?" y no responda con el "pues bien, pero ¡muy cortas!". Aunque la frase es muy manida y se dice siendo verdad o no, lo cierto es que a muchos sus vacaciones les habrán sabido a poco.

Si estás ahora mismo en el trabajo soñando despierto y pensando ya en cuánto queda para las próximas vacaciones, aquí te dejamos cinco consejos para darte las vacaciones que te mereces el año que viene.

1. Elige destino y haz un pequeño presupuesto

Quizás te parezca muy precipitado, no lo es: empieza ya desde este septiembre a pensar en dónde te quieres ir el año que viene, sobre todo si hablamos de viajes de larga duración y a sitios lejanos.

Si aún no tienes claro dónde quieres ir, pero sabes más o menos lo que te vas a querer/poder gastar, elabora un presupuesto básico con lo que crees que te costarán los gastos del viaje: el billete de avión, la comida, los hoteles, el coche de alquiler, las actividades y entradas a sitios... Ahora que tienes las vacaciones bien frescas, tienes más reciente lo que te puede costar cada cosa. Lo suyo es tirar por lo alto siempre, para no pillarnos los dedos.

Aunque luego ese plan se rompa o no se vaya a ir al sitio planificado, el pequeño esfuerzo de realizar este presupuesto no será en vano, ya que te servirá a partir de ahora para todos los años con tan solo modificar las cantidades de lo previsto en cada viaje.

2. Aportaciones mes a mes. ¡Desde ya!

La mayoría de la gente comienza a planificar y ahorrar sus vacaciones demasiado tarde, cuando con un poquito más de previsión y ahorro, podrían haberse hecho un viaje de vacaciones mucho mejor y más barato.

¡Muchos incluso llegan a endeudarse a tipos de interés muy altos solo para poder darse un gran viaje! Antes de recurrir a estos créditos para poder irse de viaje, más vale empezar a ahorrar una pequeña cantidad mes a mes que vaya destinada a tu viaje del próximo verano.

De hecho, cada vez tenemos más opciones para ahorrar sin darnos cuenta: huchas digitales personalizables, órdenes de aportaciones fijas mensuales de manera automática, aplicaciones de ahorro por redondeo... Las posibilidades de ahorrar hoy día son infinitas.

Aquí abajo puedes hacer tus propios números para saber cuánto tienes que ahorrar mes a mes para darte un buen viaje:

¿Cuándo podré tener las vacaciones de mis sueños?

3. Reserva cuanto antes (o en el mejor momento)

Una vez sepas dónde quieres ir y cómo vas a ahorrar, ¡es tiempo de reservar todo lo que puedas! Sabemos que es evidente pero conviene recordarlo: los precios van subiendo conforme se aproxima la fecha del viaje.

Según Skyscanner, el mejor momento para reservar vuelos transoceánicos de larga distancia y ahorrar en el billete es entre cinco y siete meses antes de la salida dependiendo del destino. En este caso lo mejor es contratar un seguro de viaje por si al final no puedes ir (o pagar el billete con una tarjeta de crédito que nos cubra ante estas posibles eventualidades).

En el tema hoteles es necesaria también cierta previsión para no quedarnos sin la habitación que queremos, aunque aquí las cancelaciones son más flexibles e incluso gratuitas en algunos casos hasta 48 horas antes del viaje.  

4. Ponte alertas de precio

Muchas páginas de comparadores de vuelos te ofrecen servicios de alertas de viaje, para que cuando el vuelo a un sitio baje de precio, te avisen enviándote un correo o mediante otros medios. Incluso puedes ponerte alertas para que te avisen cuando un vuelo baje de un determinado precio que tu previamente hayas indicado.

Configurándote unas cuantas de estas alertas podrás ahorrar un buen pellizco. También se puede hacer en muchas páginas de reserva de hoteles.

5. Invierte y lo que ganes, para el viaje

¿Y si pones a "funcionar" una parte de tus ahorros? Valora el riesgo que quieres correr: si no te importa perder un poco de dinero y tener que variar tus planes, puedes tomar un poco más de riesgo a la hora de invertir.

También puedes probar con fondos de inversión conservadores, ya que si lo que quieres es generar ahorro y destinarlo a tu viaje del año que viene, tu horizonte temporal es corto en este caso y no es conveniente arriesgarse mucho. ¡Tú mismo!

Gráficos relacionados