Mis Finanzas

Cómo empezar a invertir con los tipos al 0% sin morir en el intento

Los ahorradores, obligados a dar el salto a la inversión en activos de más riesgo

Los expertos aconsejan a los 'novatos' empezar por pequeñas aportaciones en fondos mixtos

Clara Alba

Cómo empezar a invertir con los tipos al 0% sin morir en el intento

Tipos de interés en mínimos durante un largo periodo de tiempo, depósitos a plazo que apenas rentan un 0,04% de media y una tendencia demográfica que obliga, al menos, a replantearse las opciones para mantener el mismo nivel de vida en el momento de la jubilación. La realidad financiera de los españoles pinta mal y, aunque muchos no quieren verlo todavía, los expertos coinciden en que el ahorrador está abocado a transformarse en inversor para sacar el máximo partido a su patrimonio. La pregunta es clara: ¿cómo iniciar esta aventura desde cero en el entorno actual de mercado? 

Los analistas coinciden en que para una persona que jamás haya tenido contacto con los mercados financieros la primera reflexión debe ser, también, la más lógica: "¿Tengo dinero ahorrado?". Si es así, el siguiente paso es decidir qué parte de ese ahorro se puede destinar a la inversión. “Cada uno debe valorar su situación financiera y los objetivos que quiere conseguir, si tiene créditos o hipoteca, si se plantea tener hijos o ya los tiene, etc”, explica Mar Barrero, directora de análisis de Arquia Profim Banca Privada.

Una vez analizado el contexto, si el resultado es que el objetivo es a largo plazo, no hay duda. Hay que poner a trabajar parte de esos ahorros, dejando siempre una parte en cuenta por si surge algún imprevisto. “En función de la situación financiera y del volumen de los ingresos, la recomendación sería destinar un mínimo del 10% del sueldo anual al ahorro”, explica Barrera. De ese porcentaje, el asesor financiero José María Luna recomienda destinar un tercio a activos financieros líquidos, con una notable presencia de la renta variable. “En un entorno de tipos de interés al 0% que va a durar mucho tiempo, los depósitos o los inmuebles han dejado de ser una opción”, sentencia el socio de Luna-Sevilla Asesores Patrimoniales. 

Fernando Luque, analista senior de Morningstar, también cree que lo que antes valía para alcanzar un objetivo, ahora ya no tiene sentido. “Si la generación pasada podía contar con su pensión pública y el ahorro de toda una vida para mantener su nivel de vida, la actual tendrá que sacarle rendimiento al dinero que va ahorrando poco a poco”, indica.

BOLSA PARA LOS CONSERVADORES 

Los analistas coinciden en que la renta variable debe tener presencia incluso entre los más conservadores. “Para esos perfiles, el porcentaje no debería bajar de un rango de entre el 20% y el 30% de la inversión”, indican. Desde Arquia Profim Banca Privada creen que la cifra debería oscilar entre el 75% y el 90% del total invertido en el caso de los más agresivos. En este caso, Barrero aconseja a los inversores principiantes centrarse en fondos globales “que apuesten por una o varias temáticas de futuro, como la inteligencia artificial, la ecología, sectores relacionados con la tercera edad, etc)”. 

José María Luna también apunta a las empresas que reparten dividendos. Eso sí, los analistas recuerdan que ya no vale todo en términos de retribución al accionista. “Hay que buscar empresas con fuerte visibilidad de resultados, negocios tangibles y que demuestren flujos de caja constantes”, indican.

FONDOS CON PEQUEÑAS APORTACIONES

Los fondos de inversión también pueden ser una buena alternativa para gestionar las primeras inversiones. “Existe una amplia oferta de productos y algunos permiten suscribir participaciones desde 100 euros o menos, explica Mar Barrero. “Además, los fondos permiten cambiar de estrategia en función de las necesidades conforme avance el ciclo de vida y la situación de los mercados, sin necesidad de tener que deshacer la inversión y pasar por Hacienda”, recuerda. 

Fernando Luque también recuerda que estos productos“permiten delegar la toma de decisiones de inversión en la gestora, porque acertar en acciones no es fácil: requiere esfuerzo, conocimiento y un poco de suerte”. El experto insiste en que, en este proceso de invertir en activos que antes se consideraban solo aptos para profesionales, los principiantes deberían buscar fondos que permitan aportaciones pequeñas desde el principio. “La mejor forma de invertir sin asumir demasiados riesgos es hacerlo poco a poco y de forma regular, mes a mes o trimestre a trimestre”, insiste.

Para este tipo de aportaciones pequeñas, desde Arquia Profim Banca Privada creen que lo más adecuado sería centrar la selección en fondos mixtos que cuenten con una gestión activa y flexible y que no asuman una alta volatilidad. “Fondos como el Pictet Multi Asset Global Opportunities, el Tikehau Income Cross Assets o el Arquiuno Equilibrado 60RV, pueden ser algunas de esas alternativas”, apuntan desde la firma. 

NO TE FÍES DEL INTERÉS COMPUESTO

Los ‘novatos de la inversión’ también deben saber que, en el entorno actual del mercado, habrá momentos de pérdidas que tendrán que soportar pensando siempre en el largo plazo. Muchos expertos apelan a la ‘magia del interés compuesto’ (el proceso por el que los intereses en cada período se suman al capital inicial para producir nuevos intereses) cuando quieren explicar la importancia del ‘factor tiempo’ en las inversiones. 

Pero cuidado. José María Luna recuerda que, hoy por hoy y en un entorno de tipos 'bajo cero'“no hay ninguna palanca para que el tipo de interés compuesto funcione, por lo que la rentabilidad que consigamos solo vendrá reinvirtiendo lo que ya tenemos en cartera”. Es decir, la opción pasiva de ‘esperar y dejar trabajar el dinero’ que marca la filosofía del interés compuesto ya no sirve para enfrentarse a los desafíos financieros que se avecinan. Al menos mientras existan los tipos negativos. 

Gráficos relacionados