Opinión

¿Valoraciones altas en los mercados?

antonio aspas

Antonio Aspas

antonio aspas

Antonio Aspas

El presidente del BCE, Mario Draghi./Reuters

El presidente del BCE, Mario Draghi./Reuters / Reuters

El año 2018 ha sido un año complicado para la mayoría de los activos, tanto bolsa como materias primas, fondos de gestión alternativa e incluso para los bonos corporativos, habiendo habido prácticamente un único activo con rentabilidades positivas, que es el de los bonos gubernamentales. En Buy & Hold consideramos que, tras las caídas de los últimos meses, existen grandes oportunidades de inversión en los mercados bursátiles europeos, pero en cambio creemos que los bonos gubernamentales se encuentran enormemente sobrevalorados, por diferentes motivos.

El primero de ellos es que la rentabilidad de los bonos gubernamentales a 10 años de los principales países europeos, excepto en el caso de Italia y Grecia, tienen rentabilidades inferiores a las de la inflación, por lo que los inversores que estén comprando estos maravillosos bonos, como el alemán que ofrece una rentabilidad del 0,25% anual, tienen una casi total seguridad de perder poder adquisitivo en este periodo. 

En segundo lugar tenemos el nivel de deuda sobre el PIB, que en la práctica totalidad de los países europeos se encuentra por encima del 80%, nivel además que, salvo en el caso de Alemania, el resto de países están teniendo enormes dificultades para reducir, ya sea a través del recorte del gasto o mediante el aumento de los ingresos. Véanse por ejemplo los problemas en Francia con el aumento de los impuestos a la gasolina y las protestas que esto ha generado con los llamados 'chalecos amarillos', en Italia con el intento de cuadrar el presupuesto o en España con el aumento del coste de las pensiones, y esto a pesar de haber tenido cuatro años de fuerte crecimiento económico. 

"La subida de los tipos es realmente peligrosa y el BCE va a poner todos sus medios para que sea escalonada y asumible"

En tercer lugar, tenemos el final del proceso de apoyo monetario por parte del Banco Central Europeo (BCE). En un primer momento este proceso empezó con la finalización del programa de compra de bonos por parte del BCE, que ha sido una de las principales fuerzas que ha estado provocando una baja rentabilidad en los bonos gubernamentales. En una segunda fase tendremos la subida de los tipos de interés desde los niveles negativos actuales y en una tercera fase tendríamos el inicio del proceso de desapalancamiento del balance del BCE. Actualmente y debido a este programa de compra de bonos, el BCE tiene en su balance 4,6 billones de euros, lo que representa el 40% del PIB Europeo, importe que se espera empieza a reducirse en los próximos años, con la presión que esto debería ocasionar sobre el precio de los bonos.

Esta fase de subida de tipos de interés es realmente peligrosa y estamos seguros de que el BCE va a poner todos sus medios para que esta subida de tipos sea escalonada en el tiempo y hasta niveles asumibles por los gobiernos europeos, ya que en caso contrario significaría la insolvencia de muchas economías europeas, al estilo de lo ocurrido en Grecia en el año 2010, escenario que nadie desea. 

Ante este entorno, en B&H estamos apostando por la renta variable europea y por los bonos corporativos y en cambio estamos vendidos de los bonos gubernamentales a 10 años tanto alemanes como españoles.

* Antonio Aspas, Socio de Buy & Hold

Gráficos relacionados