Opinión

Talgo brillará en bolsa en 2019

marc-ribes

Marc Ribes

marc-ribes

Marc Ribes

Talgo brillará en bolsa en 2019

“Nunca te des por vencido, nunca trates de aparentar, nunca te mantengas inmóvil, nunca te aferres al pasado, nunca dejes de soñar”. Steve Jobs

Uno de los primeros consejos que me gustaría darle en el día que presento esta tribuna de opinión es que tenga clarividencia sobre las diferencias entre la predicción y la hipótesis operativa. En mi libro 'Ignora la Multitud', expongo el factor predictivo de la bolsa como uno de los sesgos más peligrosos para el operador bursátil, puesto que la predicción parte de la necesidad que tienen los operadores más inexpertos de reducir la incertidumbre. Para ello, se aferran a los resultados del análisis técnico y fundamental, dando fiabilidad a los datos 'per se', en lugar de buscar en el análisis y su correcta interpretación una hipótesis que nos permita acceder al mercado, asumiendo un riesgo. Recuerde siempre que un buen 'trader' se dedica a gestionar los riesgos y a dejar que las cosas sucedan.

Por ello, es especialmente necesario enfocar el proceso operativo desde la humildad, tratando de comprender verdaderamente que las conclusiones analíticas jamás preceden el movimiento del precio. Por lo tanto, plantear las hipótesis operativas, gestionando los riesgos y dejando que las cosas sucedan son el verdadero trabajo de un trader. Tratar de adivinar el futuro meramente por ver una dinámica positiva en los gráficos de las cotizaciones o  ver crecer los beneficios de las empresas es un sesgo demoledor que entorpece la operativa, dando mayor credibilidad al hecho de que las tendencias son ilimitadas, que no al hecho de que si bien las tendencias son duraderas, ¡tienen un fin!

"No hay disciplina alguna que ayude a predecir los precios, pero el análisis técnico y/o fundamental nos ayuda"

Recuerde: no hay disciplina alguna del análisis bursátil que ayude a predecir los precios. Pero entender e interpretar bien los datos que nos brinda en el análisis técnico y/o fundamental, nos ayuda a partir de una ventaja estadística al tratar de buscar activos cotizados, que o bien tienen valor (están baratos) o bien tienen momento (están en tendencia). Evitar el sesgo predictivo nos acerca siempre a la gestión de los riesgos. 

Seguramente se estará preguntando, ¿entonces, qué sentido tiene el título de este artículo? No le negaré que no deja de ser una paradoja. Sin embargo, a pesar de la paradoja, lo que trato de exponer en el título es simplemente la certeza que, a veces, las conclusiones analíticas aportan al planteamiento de la hipótesis operativa. Hay acontecimientos que son más o menos clarividentes sobre las cotizaciones y me parece que los de Talgo dan luz sobre la posibilidad que 2019 sea el año de Talgo. 

Gráfico de Talgo. Datos proporcionados por la plataforma BlackTrader de Blackbird Broker.

El primer argumento parte de las conclusiones del análisis fundamental. La compañía ha sido castigada por el mercado en los últimos años por la drástica caída de los ingresos. Circunstancia lógica y normal para Talgo, puesto que al dedicarse a la alta velocidad la compañía tiene una estacionalidad cíclica muy abrupta.

El pico de ingresos de Talgo, durante el periodo 2014-2016, se debe a la ejecución del contrato del AVE del desierto que ha unido con éxito las ciudades de La Meca con Medina. La caída de los ingresos deja la cuenta de resultados en lo que realmente es el negocio recurrente de Talgo, que es el mantenimiento de los trenes fabricados. Este negocio, con márgenes del 20%, va creciendo a medida que llegan los pedidos. Con ello, lo que entendemos es que la cuenta de resultados sufrirá un proceso de estacionalidad positivo en el periodo 2019-2020, debido principalmente a dos factores;  la ejecución del contrato de RENFE (superior al del AVE del desierto) y al arranque de su nuevo tren, el tren de cercanías EMU que ha obtenido su primer contrato de 225 millones de euros durante este 2019. La puesta en ejecución de dicho contrato ayudará a que los ingresos escalen incluso por encima de 2016. Todo ello, junto al cobro del mantenimiento de los trenes del desierto, aseguran el crecimiento del beneficio por acción.

En las perspectivas, queda la licitación de Renfe Cercanías en España por 3.000 millones de euros que durante el primer trimestre iremos conociendo y que ayudarán en la diversificación de Talgo, en ser cada vez menos volátil en su estacionalidad, gracias a  su nuevo tren de cercanías. Posición de caja neta, crecimiento en los beneficios y un 'pipeline' de asignación de contratos notable hacen pensar que Talgo no solamente es un valor barato, sino que a partir de 2019 está en la parte de arranque de su estacionalidad cíclica.

Si atendemos a criterios de análisis técnico, la compañía cotiza con fuerza relativa positiva, habiendo tenido una subida del 16%, con el mercado americano cayendo un 20% en el mismo periodo y el Ibex un 13%. Con una resistencia notable en los 5,50 euros, nivel que ha frenado la cotización los últimos tres años. Fuerza en tendencia y cerca de la resistencia, Talgo daría una señal de compra alcista si logra barrer del horizonte la zona 5,50-5,65 euros.

Sin embargo, en Blackbird nos hemos decantado por comprar Talgo no solamente por sus buenos fundamentales, sino por el factor mercado. El análisis técnico nos ayuda a comprender si el mercado se fija en un valor. Analizando el comportamiento de la cotización podemos apreciar si hay interés sobre una compañía. A veces puede ser un valor barato que entra en momento o un valor caro que sigue “engañando al mercado”. El momento siempre supera al valor si somos conscientes de ello.

"La noticia que nos hace pensar que Talgo brillará durante 2019 no es otra que su plan de recompra de acciones propias por 100 millones de euros"

El problema del momento es dejarnos llevar por la tendencia y no ser conscientes del precio que estamos pagando. Quedarse atrapado en un valor caro es claramente un problema. Comprar un valor caro en tendencia, a corto plazo, es lo más ventajoso. Comprar un valor barato es a largo plazo lo más recomendable. En este sentido, el factor mercado sobrepasa los efectos de cualquier otra disciplina de análisis, puesto que, al fin y al cabo, esto es un mercado y se rige por la oferta y la demanda. Si hay más dinero que papel, ¡esto sube! y si hay más papel que dinero, ¡esto baja!

EL GRAN ARGUMENTO

La noticia que nos hace pensar que Talgo brillará durante 2019 no es otra que su plan de recompra de acciones propias por 100 millones de euros. Ello supone comprar el 16% del total de la compañía, reduciendo capital tras su finalización en un periodo de 18 meses, que arrancó en noviembre. El mercado de Talgo es muy estrecho puesto que su núcleo duro retiene el 50% del papel. En Blackbird calculamos que Talgo es un mercado de 200 millones de euros de papel, eso significa que la compañía tiene un plan para comprar el 50% del mercado cotizado de Talgo, lo que provoca un proceso de escasez en el mercado. Claro, esto se sobrepone a todo lo demás y este es el motivo por el que Talgo ha subido un 16% en un mercado en ligero pánico. Prueba de ello es que el cuidador de Talgo (si atendemos a los datos publicados por la compañía en la CNMV) ha comprado en el 8% del tiempo de duración del programa de recompra, el 4% del total de acciones. Es obvio que Santander Investment tiene que acelerar el ritmo de compras si quiere cumplir el 100% del trabajo en el 100% del tiempo. Por ahora, no hay suficiente papel. La única manera de poder comprar estos 100 millones de euros es subiendo el precio y creo que en ello estamos.

¿Acaso le interesa a la empresa comprar acciones de autocartera caras? Por supuesto, si esos 100 millones Talgo los hubiera repartido en dividendo extraordinario, su mayor accionista, el fondo Trilantic se habría embolsado 35 millones menos impuestos. Sin embargo, amortizando el 16% del capital social, el fondo Trilantic sube su participación sobre los beneficios de la empresa y no solamente eso, sino que el valor de sus acciones de Talgo se han revalorizado 40 millones ejecutando únicamente el 4% del plan.

Como ven, cuando le explicaba en el título del artículo que Talgo brillará en 2019, no he partido de una predicción, he partido de un planteamiento analítico, que en función del factor mercado y fundamental me indican que el mercado está preparado para brillar y claro, técnicamente por encima de los 5,65 euros, ya nadie discutirá que Talgo es una compra clara, a corto, medio y largo plazo, circunstancia que creo irremediable, atendiendo al factor mercado, que le acabo de explicar. 

* Marc Ribes es CIO y co-fundador de Blackbird y autor del libro 'Ignora la Multitud'

Gráficos relacionados