Opinión

Talgo, ¿se ha escapado el tren?

gisela-turazzini

Gisela Turazzini

gisela-turazzini

Gisela Turazzini

Talgo, ¿se ha escapado el tren?

“La tarea de Mr. Market es facilitarle precios; la de usted es decidir si le resulta interesante hacer algo respecto de esos precios. O tiene que hacer operaciones en el mercado simplemente porque éste le ruegue incesantemente que lo haga” Benjamin Graham

Hay un factor muy poco explicado a la hora de comprender los mercados financieros y que en su esencia es el epicentro que debería marcar la forma en la que encaramos nuestras inversiones bursátiles. La bolsa es un mercado que negocia participaciones de empresas, por lo tanto entiendo el factor mercado como algo esencial y ello no es otra cosa que la oferta y la demanda en la participación sobre el capital de una empresa privada. Esta circunstancia se puede analizar desde diferentes puntos de vista, ya sea mediante el valor o mediante el precio de la compañía y en este sentido utilizaremos las herramientas de análisis con el mero objetivo de encontrar oportunidades de valor (análisis fundamental) o de precio (análisis técnico).

Sin embargo, ¿qué hay del factor mercado? Soy muy consciente de que la astucia es algo que nos ayuda a la hora de determinar dicho factor, un factor que se reduce al... ¡sentido común!

La semana pasada Talgo firmó un megacontrato con Deutsche Bahn, compañía que gestiona el transporte ferroviario alemán, por el cual la empresa española suministrará un total de 100 trenes con un primer pedido de 550 millones de euros por un total de 23 unidades a entregar en 2023. Eso implica de facto un contrato de 2.400 millones de euros, lo que supone un golpe fuerte encima de la mesa para la compañía española principalmente por dos motivos.

El primer motivo, por lo que supone ganar un contrato de este calado en Alemania. ¿Por qué? No olvidemos que es la casa de Siemens... Probablemente los problemas en la fusión con Alstom estén detrás de ello, ¿no creen? Pero queda claro que Talgo es una empresa referente en tecnología y los contratos ganados en Renfe España y Deutsche Bahn son clara prueba de ello.

El segundo punto positivo de este contrato es claramente el espaldarazo a la cuenta de resultados de Talgo, por lo que supone ser una compañía que está en plena transformación y crecimiento, sumida en un programa de recompra de acciones que desde Blackbird nos encargamos de explicar detalladamente desde el inicio. Con el contrato de Renfe Cercanías en el horizonte los factores de valor y precio se fusionan sutilmente para que el mercado haga el resto. ¡Una maravilla!

La pregunta que se están haciendo en estos momentos todos los inversores es la siguiente: ¿le queda todavía recorrido a nuestra querida Talgo? 

Pues bien, para que comprendan la importancia del programa de recompra de acciones, basta con hacer una simple regla de 3, puesto que una reducción en el 16% del capital social implica mejorar en un 20% la participación en los beneficios, por lo que los 5,60 euros de cotización implican los 4,65 euros previos a este programa de recompra, que llevará probablemente a amortizar un total del 16% del capital social. Por lo tanto, podemos decir que en los primeros meses del programa de recompra de acciones Talgo simplemente ha puesto en valor la nueva situación en el capital social habiendo consumido únicamente el 10% del total del trabajo de compra.

"Ello significa valorar de facto a Talgo entre 1.125 y 1.500 millones que, comparados con los 588 millones de ahora... ¡dan un potencial de revalorización cercano al 91%!"

Llegados a este punto, la pregunta que me hago es si los 4,65 euros reflejaban el valor real de la compañía. Mi respuesta es claramente... ¡NO! Talgo tiene un negocio de mantenimiento muy rentable y de mucha visibilidad con un valor aproximado de 4 euros por acción. A este precio, obviamente, hay que sumarle el negocio de fabricación y los coches nuevos en mantenimiento que se consigan. Recuerden que Talgo tenía una cartera de pedidos de 2.666 millones de euros y que llega hasta los 3.000 millones en los contratos preadjudicados pendientes de firma, carga de trabajo adicional sobre los pedidos en curso. Con este contrato, se llega a 3.216 millones que llega a más de 5.000 millones si tenemos en consideración el lote total de 100 trenes. En mi opinión, ¡algo insólito! en una compañía que cerrará el año con unos ingresos inferiores a los 400 millones.

Si analizamos el calendario de entrega de trenes y su ciclo de fabricación, este 2019 Talgo crecerá en ventas por la entrada en curso en el mantenimiento de los trenes en circulación del AVE del desierto, y a ello hay que sumarle el comienzo del contrato del siglo con RENFE que podría llevar a Talgo a unos ingresos de hasta 600 millones si atendemos a su pico cíclico en la fabricación del AVE del desierto en 2016. Pero esto no acaba aquí. A todo ello deberíamos sumarle los 137 millones anuales que Talgo recibirá de la Deutsche Bahn que deberían permitir a nuestra joya de la corona llegar a un total de 737 millones con un beneficio de alrededor de 75 millones.

TODAVÍA MÁS

¿Más allá? Pues les cuento que sobre el horizonte existe también el HS2 de UK (alta velocidad del Reino Unido), un contrato de 3.000 millones de euros en el cual Talgo ha sido preseleccionada contando con bastantes puntos para ganar. En el interín, añadamos al carro la confirmación del pedido de Letonia (que se encuentra suspendido por presuntas irregularidades en el licitador) y que debería desbloquearse en breve; la renovación de la flota de Renfe cercanías en la que Talgo tiene muchas posibilidades de quedarse parte de la carga de trabajo y un pedido cercano a los 3.000 millones que será repartido en diferentes concursos, lo que permitirá a Talgo tener dicha carga de trabajo a punto para un incremento en sus ingresos sobre su nuevo modelo VITAL (primer tren de cercanías fabricado por Talgo para diversificar sus productos). 

Como ven, señores, este año será un año absolutamente clave para el futuro de Talgo y si algo tengo claro es que, suceda lo que suceda, tiene asegurado el reto de poder llegar a los 75 millones de beneficios y con mucha seguridad los 100 millones si se adjudica una parte importante de la carga de trabajo de Renfe cercanías comentada anteriormente. Ello significa valorar de facto a Talgo entre 1.125 y 1.500 millones que, comparados con los 588 millones que capitaliza en la actualidad (aplicando el programa de autocartera y reducción de capital) le da un potencial de revalorización cercano al 91%. ¡Nada mal!

Está claro que a veces las circunstancias de nuestros mercados y por supuesto de los precios del mismo no se fusionan con las circunstancias de valor. Pero lo que en Blackbird tenemos muy claro es que las circunstancias de precio tras romper de manera fulminante la resistencia técnica en los 5,70 euros y de mercado con el 90% del total del programa de recompra de acciones pendiente de implementar, se fusionan con las circunstancias de valor, dando la oportunidad al mercado de formar parte de un proyecto que, tras el contrato de Deutsche Bahn y con el contrato de Renfe cercanías a tiro de piedra, ¡tiene el crecimiento garantizado! Eso sí, con visibilidad y con el prestigio de tener clientes de primer nivel como es la Deutsche Bahn y Renfe.

¿Aún siguen pensando que se les ha escapado el tren? En Blackbird sabemos que justo acaba de arrancar. ¿Suben?

* Gisela Turazzini es CEO Founder, Blackbird Broker y CIO Founder ACAPITAL BB AV, S.A.

Gráficos relacionados