Opinión

¿Deberíamos vender en mayo?

antonio aspas

Antonio Aspas

antonio aspas

Antonio Aspas

¿Deberíamos vender en mayo?

Siempre había tenido curiosidad por saber si uno de los dichos más conocidos en bolsa americana como es el “sell in may and go away… until labor day”, que recomienda pasar las posiciones de bolsa a bonos en mayo -y no volver al mercado bursátil hasta noviembre- de verdad funciona o no.

Existen menciones al “sell in may” desde hace más de 50 años. Y parece que tiene sus orígenes en el hecho que los inversores preferían vender antes de verano, para poder descansar con tranquilidad. Pero veamos qué dicen los estudios sobre su eficacia.

Para los que no quieran esperar al final, el resumen es que, para mi sorpresa, existen bastantes datos que muestran una ventaja clara de implementar esta estrategia estacional. Si revisamos la historia vemos cómo la mayoría de los cracs bursátiles se han producido en este periodo; tales como el crac del 29; el viernes negro del año 87; la crisis rusa del 98; o la quiebra de Lehman Brothers en 2008. E incluso la votación del Brexit también cayó en este periodo, lo que da más fuerza a la leyenda de esta técnica de inversión. 

Existen diversos estudios sobre este fenómeno, como los de Bouman and Jacobsen (2002), que muestran que este efecto ocurre en 36 de los 37 países examinados. Y que, de hecho, su efecto es mucho mayor en el mercado europeo que en el americano

Un segundo estudio de Maberly and Pierce (2003) vino a revisar la estrategia. La conclusión que extrajo es que las estadísticas están fuertemente sesgadas por los eventos extremos; y que sin tener en cuenta estos picos, el resultado no muestra ninguna ventaja significativa. Estudios posteriores han llegado a la conclusión de que el efecto ocurre. El estudio más reciente es uno de Zhang and Jacobsen (2017), que vuelve a incidir en la existencia positiva de este efecto. 

Las conclusiones generales de los diversos estudios son las siguientes:

- El resultado de vender en mayo arroja una rentabilidad antes de impuestos el 1,5% superior a mantenerse en bolsa. 

- Funciona solamente en 6 de cada 10 años, siendo en los otros 4 casos mejor seguir invertido en bolsa.

- Algunos estudios no tienen en cuenta los dividendos, y en esta época se producen importantes pagos de dividendos que mejoran la rentabilidad de los que siguen invertidos en bolsa.

- Solo tiene sentido si se puede hacer el cambio sin pagar impuestos, como por ejemplo mediante un traspaso de fondos.

- Funciona mucho mejor en Europa que en Estados Unidos. 

- Y por último existe la duda sobre la gran influencia que varios episodios de fuertes caídas bursátiles en este periodo han tenido sobre la media de resultados. 

*Antonio Aspas es socio de Buy & Hold

Gráficos relacionados