Empresas

Wall Street 'se engancha' a la marihuana: crece la cola de compañías que preparan su debut

Las empresas que no manejan el cáñamo de manera directa toman el relevo

Las compañías israelíes apuntan hacia los consumidores y bolsas estadounidenses

José Manuel Del Puerto

Wall Street 'se engancha' a la marihuana: crece la cola de compañías que preparan su debut

La euforia por la marihuana no tiene freno en Wall Street. Los inversores tienen ganas de más y las empresas del sector quieren aprovecharlo. Desde que los vecinos de Canadá han aprobado el consumo de esta planta con fines recreativos, son varias las compañías que han iniciado o anunciado planes para saltar a la bolsa estadounidense.

En la Bolsa de Toronto ya hay docenas de compañías vinculadas al negocio de la marihuana que han tenido su debut en los últimos meses. Sin embargo, los expertos se decantan por un desplazamiento hacia el sur del aluvión de estrenos. Mientras que en Canadá la mayoría de firmas del sector están especializadas en el uso recreativo de la planta, en EEUU existe una mayor diversificación de actividades que, en muchos casos, no supone ni el manejo directo del cáñamo.

Una de las compañías que más cerca puede estar de tomar el testigo de las salidas a bolsa del sector en Wall Street es Pax Labs. La compañía no produce ni toca la marihuana, sino que se dedica a la fabricación y venta de vaporizadores. Además, acaba de fichar a un nuevo director ejecutivo con 15 años de experiencia en el sector consumo. El mismo que hace una semana anunció que está planeando “una ronda de financiación en 2019 antes de un potencial debut bursátil” para llegar al parqué con unas finanzas más saneadas.

La prudente distancia que separa a varias compañías del contacto físico con la marihuana es la que permite su potencial debut en Wall Street sin tener que cruzar la frontera canadiense

Una prudente distancia es la que separa también a KushCo de la marihuana física. La suficiente como para poder esquivar las leyes federales que impiden que las compañías dedicadas al comercio de la planta puedan cotizar en mercados oficiales. Y es que se dedica al negocio de embalajes para distintos productos de cáñamo.

Esta empresa ya tiene hecho medio camino, ya que sus acciones ya se vienen negociando en operaciones OTC, siglas que en inglés designan la negociación entre particulares fuera de mercados regulados. El objetivo reconocido por el consejero delegado Nick Kovacevich dijo que la compañía ha estado trabajando “en los últimos meses” para cotizar en el Nasdaq o el NYSE “en la primera mitad de 2019”.

LOS BROTES VERDES DE LA EXPORTACIÓN Y EL BIG DATA

No solo las compañías estadounidenses de marihuana están llamando a las puertas de Wall Street. Un particular éxodo podría estar llegando desde Israel, cuyas compañías de consumo y tecnología tienen un amplio historial de exitosas colocaciones iniciales de acciones en la Bolsa de Nueva York, gracias también a los acuerdos económicos suscritos entre Washington y Tel Aviv.

El impulso para el debut para compañías como InterCure, dedicada a la siembra, cosecha y exportación de cannabis con fines medicinales, ha llegado desde las propias autoridades israelíes. El parlamento del país mediterráneo acaba de aprobar una ley que permite esta actividad de exportación que promete engordar sustancialmente el negocio de esta y otras compañías del sector. Aunque la norma todavía debe ser ratificada, todo apunta a favor de la venta de cáñamo a terceros países.

A día de hoy, algunos estados han aprobado diversos usos de marihuana, pero la falta de uniformidad en la regulación y la prohibición de todo uso en otros estados impide que los datos sobre el consumo y capitales que moviliza la planta sean fiables. A pesar de ello, compañías especializadas en la gestión de datos sobre la industria como HeadsetBDS Analytics y Frontier Financial Group se colocan como firmes candidatas a un próximo estreno bursátil, según diferentes analistas. Sin embargo, su debut podría retrasarse algo más, hasta el momento en el que las compañías de manejo directo del cáñamo tuvieran un mayor tamaño y así su base de clientes pudiera ser ya más sólida y solvente.

Gráficos relacionados