OPV

Cabify confía en lograr la rentabilidad y salir a bolsa en 2020

La compañía fija para el mismo año la electrificación completa de su flota

La expansión hacia nuevos mercados se aparca por ahora

EFE

Cabify confía en lograr la rentabilidad y salir a bolsa en 2020

La plataforma española de movilidad Cabify asegura estar "en buen camino" para lograr la rentabilidad y cree que incluso podría lograrla en 2020, año en el que también trabaja para salir a bolsa, al tiempo que descarta de mometno expandirse hacia nuevos mercados.

"Nuestro objetivos siempre ha sido ser rentables y vamos muy bien (...). Nos encantaría que la rentabilidad y la salida a bolsa llegaran a la vez y haremos todo lo posible para que sea durante el año que viene", ha explicado este miércoles a Efe el presidente de Cabify en España, Mariano Silveyra.

Tras participar en una mesa redonda sobre la llamada Economía de la Experiencia, organizada por la empresa de reventa de entradas StubHub (propiedad de eBay), Silveyra ha reconocido que la experiencia bursátil vivida por otros de sus competidores les ha permitido confirmar la importancia que los mercados dan a la perspectiva de rentabilidad.

"Tenemos que ser muy previsibles y ordenados. Si anunciamos algo, luego tenemos que clavarlo", ha añadido, consciente de que "los mercados quizás sean algo más tolerantes con las startups, pero han dejado claro que no todo vale".

El pasado agosto la californiana Uber fue durante castigada en Wall Street cuando difundió que había perdido 5.200 millones de dólares en el segundo trimestre, en parte debido a los gastos asociados a la salida a bolsa, y 6.230 millones en el primer semestre.

"A nivel interno estamos muy confiados en que estamos haciendo bien las cosas, aunque hay muchas variables pendientes", ha añadido Silveyra durante la mesa redonda en que la que ha querido destacar la ética con la que trabaja la empresa y la fidelidad que muestran sus conductores, pese a que muchos trabajan también con otras plataformas que "no paran de soltarles dinero".

En cualquier caso, a Silveyra no le cabe duda de que la empresa, que en unas semanas cumplirá ocho año de vida, será rentable y cotizada antes de cumplir su primera década.

Según ha explicado, Cabify quiere ser "sostenible en todos los sentidos", en el financiero pero también en el medio ambiental, de forma que ya ha logrado compensar todas sus emisiones con un gran proyecto ambiental en el Amazonas y se ha propuesto que toda su flota de vehículos en España sea eléctrico en unos años.

Inicialmente se había propuesto que esa electrificación completa de sus vehículos llegara en 2020, pero el directivo ha explicado a Efe que de momento les resulta imposible, porque no hay suficiente oferta de vehículos ni de infraestructuras en las calles para cargar los coches.

Respecto a otros planes empresariales de la firma, el directivo ha argumentado que todos los mercados que podrían resultar interesantes para la empresa "están copados" y sería necesario "muchísimo" dinero para entrar en ellos.

Por eso, Cabify, con 1.500 empleados y unos 200.000 conductores, prefiere apostar por "consolidar" su posición en más de cien ciudades de los doce países en los que ya está presente, donde "aún estamos lejísimos de donde podríamos estar" en cada uno de esos mercados.

Gráficos relacionados