Economía

Trump ya tiene 'su' récord: EEUU alcanza los 120 meses seguidos de crecimiento

El actual ciclo iguala ya con el más largo de siempre y lo superará en julio

La guerra comercial y la curva invertida enturbian la consecución de este hito

Pedro Calvo

El presidente de EEUU, Donald Trump, en una comparecencia en la Casa Blanca./ Shawn Thew, EFE

El presidente de EEUU, Donald Trump, en una comparecencia en la Casa Blanca./ Shawn Thew, EFE

A la recesión más larga desde la ‘Gran Depresión’ le sigue el ciclo expansivo más largo de la historia. Así se las gasta EEUU. Si, además, se tiene en cuenta que en la Casa Blanca se encuentra Donald Trump, el hito que la mayor economía del mundo va a lograr de manera consecutiva en junio y julio no pasará desapercibido. En absoluto. 

Por partes. En EEUU no rige aquello de que se considera que hay recesión cuando la economía enlaza al menos dos trimestres consecutivos de contracción económica. Allí existe un organismo, compuesto por los principales -o muchos de ellos- economistas del país, llamado Oficina Nacional de Investigación Económica (NBER, por sus siglas en inglés), que es quien determina cuándo empieza y acaba una recesión, y por tanto cuando empieza y acaba un ciclo de crecimiento, basándose no solo en el Producto Interior Bruto, sino también en otras variables como el consumo de los hogares, la producción industrial o el empleo

El NBER decretó que la crisis financiera desatada en 2007 dio paso a una recesión de 18 meses en EEUU, bautizada como ‘Gran Recesión’ por ser la más larga desde la ‘Gran Depresión’ de los años 30 del siglo XX. Esa contracción concluyó a mediados de 2009 y desde julio de ese año se puso en marcha el contador del crecimiento. Y lleva acumulando meses desde entonces, de tal modo que este junio, el de 2019, es ya el mes 120 del actual ciclo expansivo. Y esta cifra alcanza otra dimensión… porque supone ‘empatar’ con el periodo de crecimiento más largo de siempre, que según los datos del NBER fueron los 10 años registrados entre marzo de 1991 y marzo de 2001

Este ‘empate’ llevará la alegría a la Casa Blanca. Y mucho más cuando en julio se alcance el mes 121, porque entonces sí que no habrá ninguno tan largo. Todo un récord iniciado en el mandato de Barack Obama… y rematado en el de Trump.

VELAS DE INCERTIDUMBRE

Sin embargo, la tarta de celebración de este hito viene decorada con importantes velas de incertidumbre. El recrudecimiento de las tensiones comerciales entre EEUU y Chinaalentado por el propio Trump, amenaza con frenar tanto el crecimiento norteamericano como el mundial. Aunque parezca imposible que acabe estallando un auténtico conflicto comercial, puesto que ningún país se libraría del impacto, lo cierto es que el riesgo no solo sigue ahí, sino que se ha disparado en las últimas semanas. 

"El ciclo es largo, muy largo; el más largo. Pero también anómalo. Con un crecimiento poco vigoroso. Con muy poco paro y sin inflación. Con Wall Street impulsado por la Fed"

Entre sus efectos, el creciente temor a la recesión. Lo refleja la denominada ‘curva invertida’, el fenómeno que se produce cuando la rentabilidad de la deuda a largo plazo es mayor que el de la deuda a corto plazo. La ‘curva invertida’ impone respeto porque ha precedido las últimas siete recesiones de EEUU. Pues bien, tras asomar su figura en marzo, a finales de mayo se ha mostrado ya con suma claridad. El rendimiento de los bonos a 10 años ha caído por debajo del 2,3%, cuando en octubre superaba el 3%, en tanto que el interés de las letras a 3 meses se encuentra en el 2,35%. 

En medio de esta incertidumbre, el mercado descuenta ya que la Reserva Federal (Fed), que en 2018 subió los tipos de interés en cuatro ocasiones y los situó en el 2,25-2,50%, los rebajará este mismo año. Ahora mismo da una probabilidad próxima al 55% a que los reduzca en septiembre. 

A LA MEDIDA DE UN CICLO EXTRAÑO

Este curso de los acontecimientos concuerda con un ciclo expansivo largo, muy largo, el más largo de todos, pero también extraño, muy extraño. Todo muy propio de una crisis histórica que ha dejado una 'herencia' repleta de novedades

Porque este ciclo es menos vigoroso que otros, con un crecimiento medio del 2,2% en esta década; porque viene respaldado por medidas monetarias sin precedentes, con los tipos en el 0% entre 2008 y 2015 y con la Fed bombeando 3,5 billones de dólares mediante la compra de deuda en el mercado para intentar reactivar el crecimiento; porque ha logrado reducir el paro del 10% de marzo de 2009 al 3,6% actual, el más bajo en medio siglo, sin que en paralelo hayan surgido tensiones inflacionistas; y porque por el camino, y con la munición proporcionada por la Fed, Wall Street ha pulverizado todos sus registros con una precocidad inaudita.  

Todo ello da forma a un ciclo citado ya con la historia. Por sus 120 meses. Y por los 121 que logrará. Trump ya tiene 'su' récord. La duda reside ahora en saber cómo lo gestiona. 

Gráficos relacionados