Vivienda

Las hipotecas mixtas también tienen su público: ¿a quién interesan?

Estos préstamos, que no suponen ni el 6% del crédito solicitado, alcanzan su máximo histórico en 2019

Pueden convenir a clientes de perfil conservador que deseen amortizar anticipadamente su hipoteca

Ana Pastor (El Boletín)

Las hipotecas mixtas también tienen su público: ¿a quién interesan?

Las hipotecas mixtas no son un producto de masas. También son bastante desconocidas, hasta el punto de que el Instituto Nacional de Estadística (INE) no facilita datos sobre este tipo de préstamos hipotecarios y hay que remitirse a la información que da del Banco de España para ver su evolución. Son precisamente las cifras del supervisor del sistema bancario español las que utiliza iahorro.com para subrayar que la contratación de este tipo de préstamos no ha parado de crecer desde septiembre de 2017.

Concretamente, en abril de 2019 el importe total de las hipotecas mixtas que se contrataron alcanzó los 174 millones de euros, aunque fueron las menos demandadas, ya que solo supusieron el 4,52% del crédito solicitado a las entidades financieras. Sin embargo, y a pesar de su escasa popularidad, estas hipotecas alcanzaron en febrero de 2019 máximo histórico en financiación sobre este tipo de préstamos al llegar al 5,99%.

Este hito, tal y como destaca iahorro.com, parece desafiar a la lógica, ya “las hipotecas mixtas tendrían que haber caído desde 2016, año en el que el euríbor cayó a registros negativos. Sin embargo, la realidad es que el volumen de estos préstamos es en la actualidad el más alto desde el año 2003”. “Es más, hace 10 años no suponían en muchos meses ni el 1% del volumen del crédito hipotecario solicitado mientras que en 2019 han estado a punto de suponer el 6%”, destacan desde este comparador de productos financieros.

DOS PARTES, DOS PERFILES

Lo primero que hay que saber es que las hipotecas mixtas se caracterizan por dividir el préstamo en dos partes. La primera se compone de un tramo a tipo fijo y la segunda parte a tipo variable, referenciada por el euríbor a 12 meses, de modo que el hipotecado paga durante unos años cuota constante, mientras que el resto del período de amortización se abonan mensualidades que pueden encarecerse o abaratarse en función de las fluctuaciones del índice de referencia.

Miquel Riera, analista de hipotecas de HelpMyCash, explica que hay dos perfiles de clientes a los que les puede interesar contratar una hipoteca mixta. El primero de ellos es el de aquel que "no puede permitirse pagar la cuota de una hipoteca fija a 30 años, ya que las mensualidades suelen ser más altas que las de una hipoteca variable”. Este experto indica que “quien quiera disfrutar de la estabilidad de un tipo fijo, pero le resulte demasiado caro pagar una hipoteca fija, puede optar por una hipoteca mixta a 30 años con un interés fijo durante los primeros 15 o 20 años, y variable el resto, con lo que pagará una cuota más baja los primeros 15 o 20 años que si contrata una fija”.

El segundo tipo de cliente al que le puede salir a cuenta una hipoteca mixta es una “persona que tiene una buena situación económica, con un perfil más bien conservador (por lo que le gustaría una hipoteca fija), pero que tiene en mente hacer amortizaciones anticipadas para quitarse la hipoteca de encima rápidamente (lo que es más caro de hacer en una fija que en una variable)". “Para dichos clientes puede ser interesante contratar una mixta, pero siempre que no tenga comisión por amortización anticipada, una comisión que, por ejemplo, Bankia no cobra y que desaparece en la banca online”, resalta Riera.

"Una hipotexa mixta mezcla la ventaja de un interés fijo no tan alto durante un tiempo como el de una hipoteca fija y el riesgo de que luego queda expuesta al pasar a ser variable"

José María López Jiménez, doctor en Derecho y experto en iAhorro.com, indica, por su parte, que las hipotecas a tipo mixto pueden interesar a los clientes que tienen la confianza de amortizar el préstamo, tras el periodo inicial a tipo fijo, en los primeros años del periodo a tipo variable, evitando la incertidumbre de si este evolucionará a la baja o, sobre todo, al alza. "Esta confianza puede derivar de su capacidad de ahorro o de la expectativa de recibir un ingreso extraordinario en estos años iniciales del crédito”, señala.

El representante de HelpMyCash aconseja tomar algunas cautelas: “Obviamente conviene comparar y valorar cuál puede ser la más hipoteca mixta adecuada según los productos vinculados, algo a lo que no se suele prestar mucha atención y también tener muy en cuenta que si el euríbor sube la cuota se va encarecer, por lo que se deben hacer cuantas para saber si se puede hacer frente a la cuotas en caso de que esto suceda”.

Ofertas interesantes y ejemplos

En opinión de Miquel Riera, para que una hipoteca mixta a 30 años sea atractiva debe ofrecer un interés fijo durante los diez primeros años del 1,90% o inferior y durante los veinte años en que el préstamos sea variable de euríbor más 1%. “Y si no tiene comisiones ni productos vinculados muchísimo mejor”, añade.

Como ejemplos de hipotecas mixtas interesantes este experto cita la que ofrece Openbank a 30 años, con un interés fijo del 1,90% durante los primeros 10 años y de euríbor más 1,09% durante los 20 restantes. La que comercializa Bankinter con un tipo fijo del 1,80% durante los primeros diez años y uno variable del euríbor más 0,99%, aunque se cobra una comisión de apertura de 500 euros. O la de ING al 1,99% durante los 10 años a tipo fijo y el 1,11% durante los 20 años a tipo variable.

Para dar una idea más clara a quien se esté planteado pedir una de estas hipotecas, Riera hace una comparativa: “Imagina que quieres contratar una hipoteca con Openbank con un plazo de 30 años y prefieres que la cuota no te cambie (al menos durante un tiempo). Si contratas su Hipoteca Open Fija, el interés que tendrás será del 2,45% durante esos 30 años (si financias el 80% del valor de la casa). En cambio, si contratas la Hipoteca Open Mixta, durante los primeros 10 años se te aplicará un tipo fijo del 1,90%, que es mucho más bajo, mientras que en los siguientes 20 años tendrás un interés variable de euríbor más 1,09%.

Otro ejemplo: quieres quieran la misma hipoteca, pero con Bankinter. Si se pide la Hipoteca Fija a 30 años, el interés será del 2,20%. En cambio, con la Hipoteca Mixta se aplica un interés del 1,80% durante los primeros 10 años o un 2,10% durante los primeros 15 años, mientras que para el resto el interés variable sería de euríbor más 0,99% en ambos casos.

”En conclusión, con una hipoteca mixta podrías disfrutar durante unos años de un interés fijo algo más bajo del que se te aplicaría si contrataras la hipoteca fija a 30 años. Sin embargo, pasado ese período se te aplicaría un interés variable, así que no son productos tan seguros como las hipotecas fijas”, remarca.

Gráficos relacionados