Mis Finanzas

¿De verdad interesa más un tipo fijo que uno variable en la hipoteca?

Los bajos tipos actuales se trasladan a los intereses de los préstamos fijos

La hipoteca fija puede ser especialmente oportuna a quien compra para alquilar

Ana M. Pastor (El Boletín)

¿De verdad interesa más un tipo fijo que uno variable en la hipoteca?

Eran residuales. Pero eso fue en el pasado. Las hipotecas a tipo fijo continúan al alza en España, como lo demuestra el hecho de que, según el INE, el 43,2% todos los préstamos nuevos que se firmaron en abril para comprar una vivienda tuvieron como referencia un tipo de interés fijo.

Ante este tirón, puesto que su proporción hasta 2015 era claramente inferior al 10%, la pregunta resulta obligada: ¿cuál es la causa de su empuje y a qué cliente interesan? "Es muy importante saber qué tipo de ahorrador somos para elegir el préstamo con el que nos sentimos más cómodos", resalta Simone Colombelli, director de Hipotecas de iAhorro.com.

Que la banca continúa fomentando la comercialización de las hipotecas fijas es una evidencia. Con el euríbor a 12 meses, la gran referencia para las hipotecas a tipo variable en mínimos históricos y cada vez más en negativo, a las entidades les interesa la 'seguridad' que aportan las hipotecas fijas. Como muestra, en las útimas fechas "varias entidades han vuelto a modificar las ofertas comerciales de sus hipotecas y la mayoría de ellas están apostando por el tipo fijo (por ejemplo BBVA ha bajado su hipoteca fija a 20, 25 y 30 años), ya que el euríbor está en terreno negativo, una situación que parece que no va a cambiar a corto plazo", señala Colombelli

El directivo de este comparador financiero explica que en estos meses se han unido dos factores para nutrir los préstamos a tipo fijo: las intenciones de los clientes por contratar préstamos fijos y la necesidad de la banca de ganar dinero con el negocio de las hipotecas. "Con un euríbor negativo, las hipotecas variables no resultan interesantes paras las entidades financieras y por eso están intentando atraer a los clientes a los préstamos fijos".

Precisamente para aprovechar la 'guerra hipotecaria' abierta para abaratar los tipos fijos, Colombelli considera que "es un buen momento para contratarlas", ya que "estas cifras en el TIN y la TAE de las hipotecas es muy posible que no las volvamos a ver en mucho tiempo". Además, sostiene que "la hipoteca fija da confianza y seguridad", por lo que se convierte en una buena opción para todos aquellos ciudadanos con un perfil más conservador.

EL PERFIL DEL FIJO

"Que el euríbor esté en negativo es muy bueno para todas las personas que tiene ahora una hipoteca. Sin embargo, llegará un momento en el que vuelva a subir, aunque no sabemos si será en un año, dos o tres. Lo que está claro es que el terreno negativo no es la zona habitual de este índice", avisa el directivo de iahorro.com, que recuerda "si alguien va a contratar ahora una hipoteca variable, el primer año tendrá que aceptar un tipo fijo".

"Para hipotecas de más de 20 años son más recomendables los tipos fijos porque durante este tiempo las fluctuaciones del euríbor pueden ser mayores que en una hipoteca de 10 años"

Miquel Riera, analista de hipotecas de HelpMyCash.com, coincide en que este tipo de productos son demandados por el cliente "más conservador, que no quiere correr el riesgo de que le suba la cuota hipotecaria" en el futuro. Apunta que "las personas con más edad suelen más conservadoras", por lo que, en general, y aunque no haya estadísticas, "los bancos dicen que el tipo fijo es más popular entre los clientes de más de 40 años".

La opción también puede ser interesante para el inversor, para quien compra una vivienda para alquilar, a juicio de este experto. "Una mensualidad hipotecaria fija le permitirá hacer mejor las previsiones de su operación al tener segura una de las dos variables de su inversión, ya que no sabe cómo evolucionarán en el futuro las rentas de alquiler, pero por lo menos sabe que la cuota de la hipoteca siempre será la misma", explica.

El representante de iahorro.com recuerda que también hay que tener en cuenta los años a los que se va a solicitar la hipoteca, puesto que no es lo mismo pedirla a 10 años o a 30 años. En su opinión, "para hipotecas de más de 20 años son más recomendables los tipos fijos porque durante este tiempo las fluctuaciones del euríbor pueden ser mayores que en el caso de una hipoteca de 10 años". Mientras que desde HelpMyCash.com se considera que "lo ideal, si el hipotecado se lo puede permitir, es tener una hipoteca fija de menos de 20 años, aunque sabiendo que podría pagar más que con variable". "¿El motivo? Ganar seguridad, aunque si tu tolerancia al riesgo te lo permite te interesaría más una variable", precisa Riera.

Igualmente Riera pide poner en la balanza el hecho de que en la hipoteca fija la amortización del crédito es más lenta que en la variable, ya que "el grueso de intereses se paga al principio de la hipoteca", por lo que quien tiene una hipoteca fija sabría que ha acertado "si a corto o medio plazo el euríbor pega una subida".

En cualquier caso, y en opinión de Colombelli, lo más importante es comparar para tener varias opciones encima de la mesa antes de elegir. En este sentido, considera que esta tarea resulta más fácil desde la entrada en vigor de la nueva Ley Hipotecaria "gracias a la FEIN", Ficha Europea de Información Normalizada, en la que la entidad debe incluir todas las condiciones del préstamo que permitan confrontar esta oferta con la de otros bancos. "Esta ficha nos ayudará a comparar varios préstamos y así elegir el que más interese al fututo hipotecado", afirma.

Gráficos relacionados