Mis Finanzas

Y el euríbor, ¿por qué sube si el BCE bajó los tipos al -0,50%?

La referencia hipotecaria repunte al -0,309%, su nivel más alto en cinco semanas

La clave de la subida reside en el nuevo sistema escalonado que el BCE aplicará a las reservas

Pedro Calvo

El presidente del BCE, Mario Draghi./EFE

El presidente del BCE, Mario Draghi./EFE

Acción: el Banco Central Europeo (BCE) bajó este jueves los tipos de interés de la facilidad de depósito, los más importantes ahora y los referentes para el comportamiento del euríbor a 12 meses, del -0,40% al -0,50%. Reacción: el euríbor baja para marcar un nuevo mínimo histórico... Pues no. El BCE sí redujo los tipos, pero el euríbor no ha respondido cayendo más. 

La primera reacción a esta medida, la del pasado viernes, reflejó la mayor subida diaria de la referencia hipotecaria en los últimos meses. Pasó del -0,373% al -0,325%, su nivel diario más alto desde el 7 de agosto. Este lunes ha dado continuidad al repunte y ha saltado al -0,309%

¿Cómo es posible que el BCE recortara más los tipos y el euríbor haya roto su clara inercia bajista, que le ha llevado a pulverizar sus mínimos hsitóricos en los dos últimos meses? La respuesta hay que buscarla en el nuevo sistema de niveles ('tiering') que el BCE comenzará a aplicar a las reservas excesivas de los bancos desde finales de octubre. 

Ahora, y hasta el 30 de octubre, los bancos sufren en todo su exceso de liquidez la penalización que supone que los tipos de depósito estén en negativo. Como ese exceso ronda los 1,8 billones de euros, al día la 'factura' que abonan es de 19,3 millones de euros, resultante de aplicar a todo ese dinero un mismo interés, el -0,40% de los tipos de la facilidad de depósito -el descenso al -0,50% no estará vigente hasta el 18 de septiembre-. 

COSAS DEL NUEVO SISTEMA DE NIVELES

En adelante, y desde el 30 de octubre, el BCE va a establecer dos niveles para ese exceso de liquidez. Cogerá las reservas mínimas que exige a la banca, las multiplicará por seis y el volumen resultante quedará exento de pagar el peaje que suponen los tipos de depósito en negativo. Las reservas de más por encima de esas seis veces y el dinero aparcado en la facilidad de depósito del BCE seguirán pagando ese peaje, que para entonces ya será de un -0,50%. Con las cifras de liquidez actuales, este 'tiering' implica liberar de ese peaje a cerca de 800.000 millones de euros, el 45% del exceso de liquidez existente, que pasará a estar remunerado al 0% y con lo que la 'factura' se abarataría hasta os15 millones al día. 

¿Y qué tiene que ver todo esto con el euríbor? Pues mucho, la verdad. De algún modo, este 'tiering' viene a equivaler a una subida de los tipos de interés -en este caso, y como los tipos negativos lo alteran todo, subir los tipos implica que los bancos paguen menos penalización; y al revés, bajarlos es que paguen más-, porque antes la banca pagaba más intereses de media por toda su liquidez de los que va a pagar ahora. Con la inclusión del 'tiering' en su política monetaria, el BCE introduce dos tipos de interés, uno con el que quiere mantener bajos o reducir más los costes de financiación -de ahí el descenso al -0,50%- y otro, el interés del otro nivel, el vigente para la cantidad que está exenta de penalización, para no afectar tanto a los bancos. Este segundo, el que implica más directamente a la banca, es el que ha aumentado -la banca pagará menos-, de ahí la subida con la que el euríbor ha respondido a esa decisión

¿Significa que el euríbor, por tanto, seguirá subiendo? Lo que significa es que el BCE ha introducido un elemento nuevo -el 'tiering'- para no castigar tanto al negocio bancario y que eso ha empezado a tener efectos, los perseguidos, que la banca no sufra tanto con los tipos negativos, pero el euríbor permanecerá bajo el 0% durante mucho más tiempo. Primero, porque el BCE también garantizó este jueves que los tipos negativos permancerán, al menos, hasta 2022; y segundo, porque todavía podría bajarlos más en el futuro, tal como también expuso este jueves. 

Por ahora, y tras el repunte de este viernes, la media mensual provisional del euríbor en septiembre se sitúa en el -0,363%, inferior al -0,356% de agosto. Pero si se mantiene el resto del mes en el nivel al que ya ha escalado, e incluso un poco más arriba, se situará por encima del dato del mes pasado... aunque muy debajo de los promedios de hace un año (-0,166%) y hace seis meses (-0,109%), con lo que servirá para abaratar las cuotas de las hipotecas que se revisen con los datos de septiembre -si ninguna cláusula lo impide-. 

Gráficos relacionados