Banca

La banca traslada la guerra del tipo fijo a los plazos más largos de sus hipotecas

Las entidades mejoran sus préstamos fijos ante los mínimos del euríbor

La tendencia anticipa intereses por debajo del 2% en las hipotecas a 20 y 30 años

Clara Alba

La banca traslada la guerra del tipo fijo a los plazos más largos de sus hipotecas

La banca sigue firme en su estrategia hipotecaria. La guerra por el tipo fijo se instala en las sucursales a pesar de que los préstamos variables podrían resultar más atractivos para determinados clientes, en un escenario de bajos tipos de interés y mínimos del euríbor, que despidió agosto en el -0,356%. 

El sector lleva tiempo moviendo ficha para atraer a los clientes a sus préstamos a tipo fijo, por lo general más caros y con la capacidad de generar ingresos más estables en el corto plazo. “La competencia va a continuar y veremos precios más bajos que los actuales en la oferta de los próximos meses”, señala Miquel Riera, experto en hipotecas del comparador financiero Helpmycash.com. 

A su juicio, “será difícil ver hipotecas fijas por debajo del 1%”. Sin embargo, considera que el sector está moviéndose hacia mayores ‘descuentos’ en los plazos más largos de los préstamos. “La tendencia apunta a intereses por debajo del 2% en los plazos a 20 e incluso 30 años”, indica. 

Estos niveles ya empiezan a verse en las ofertas con las que la banca ha iniciado el nuevo curso. Pero no es el común denominador del mercado. Por ejemplo, la hipoteca fija de CaixaBank a 20 años ofrece un 2,75% con la máxima bonificación (del 1%). Banco Sabadell no baja del 2,90% TIN a 30 años si no se contratan productos combinados, mientras que Bankia también mantiene intereses por encima del 2% en los plazos más largos de sus préstamos fijos. En concreto, del 2% TIN (2,34% TAE) hasta los 20 años, o del 2,10% hasta los 30. 

QUIÉN MARCA EL CAMINO

Por debajo de ese ‘umbral’ del 2% se sitúa, por ejemplo, la hipoteca fija de BBVA, que en agosto rompió el mercado con un préstamo al 1,05% a 15 años, desde el 1,35% anterior. Este interés, más atractivo incluso que el de muchos préstamos variables, se sitúa en el 1,55% a 20 años y en el 1,55% a 30 años, desde el 1,95% de la última ‘rebaja’ que el banco ya había llevado a cabo en julio. 

Eso sí, para conseguir este interés el cliente tiene que domiciliar su nómina y contratar los seguros de hogar y de amortización. Si no, el interés sube en hasta un punto porcentual. A cambio, este crédito no tiene comisión de apertura y cubre el coste de tasación si se contrata antes del 30 de septiembre. 

NUEVAS PREVISIONES

“Las entidades están obligadas a ajustar su oferta a las nuevas previsiones que manejan para el euríbor a doce meses”, indican los expertos. Los analistas de Bankinter, por ejemplo, acaban de actualizar su estimación para el indicador hasta el -0,10% en 2020 y el -0,05% en 2021. 

Tanto Bankinter como Coinc, su filial online, han rebajado el precio de sus hipotecas a tipo fijo, con intereses inferiores al 1,80% en todos los plazos. Es la quinta vez que realizan un recorte en el interés de sus préstamos este año. En el caso de Bankinter, el ‘precio’ está bonificado a cambio de que el cliente domicilie sus ingresos en la entidad, firme un seguro de hogar y otro de vida, además de tener contratado un plan de pensiones con la entidad. Asimismo, aplica una comisión de apertura de 500 euros.

Por su parte, Coinc no obliga a productos combinados ni cobra comisión de apertura. De hecho, el banco online ha ido un paso más allá al subir el precio de su préstamo variable, con un tipo fijo inicial que ha pasado del 0,99% al 1,89% el primer año, para después quedarse en euríbor más 1,10%, desde el 0,99% establecido anteriormente. 

Una estrategia similar ha seguido el Banco Santander, que este verano lanzó una campaña de bonificaciones que permitían acceder a hipotecas variables a euríbor más 0,99% o fijas al 1,90% TIN. Apenas dos meses después del lanzamiento de su nueva estrategia, su escaparate ofrece préstamos fijos del 1,79% hasta 30 años, desde el 2,25% anterior, y del 1,65% a 20 años, frente al 2% inicial, si se cumplen todos los ‘requisitos’ establecidos. 

Además de hacer más atractivos los tipos fijos de cara al cliente, la banca tradicional pretende con estas nuevas ofertas competir con competidores online que han entrado con fuerza en el mercado. Es el caso de MyInvestor, que mantiene una de las hipotecas más atractivas con un tipo de interés del 1,79% (1,99% TAE) a 20 años, cifra que se eleva al 1,89% (2,08% TAE) en el plazo más largo que ofrece la entidad, de 25 años.  

Gráficos relacionados