Mis Finanzas

El euríbor despide la semana en su nivel más alto en dos meses

La referencia hipotecaria sube al -0,298%

La media mensual provisional se sitúa en el -0,347%

Pedro Calvo

El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, durante una rueda de prensa en Fráncfort./EFE

El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, durante una rueda de prensa en Fráncfort./EFE

'Tiering'. El concepto de moda, o al menos uno de ellos, en todo lo que envuelve al Banco Central Europeo (BCE). Anunciado en la última reunión de politica monetaria de la entidad presidida por Mario Draghi, se trata del alivio con el que el BCE tratará de limitar el perjuicio que los tipos de interés negativos causan en la banca. Un paliativo que, si bien no entrará en vigor hasta finales de octubre, ya está generando impactos. Como en el euríbor a 12 meses, por ejemplo. 

Antes de esa reunión del BCE, la referencia hipotecaria acechaba el -0,40%, que es donde estaban entonces los tipos de la facilidad de depósito, los importantes ahora y los que marcan el paso en los mercados de financiación a corto plazo. En dicha reunión, el BCE acordó bajar los tipos de depósito al -0,50%. A priori, este descenso debería haber dado permiso al euríbor para seguir bajando. Pero no. ¿Por qué motivo? Porque en paralelo también anunció el 'tiering', un nuevo sistema que aplicará a las reservas excesivas de los bancos y que tiene capacidad suficiente para anular el impacto de esa rebaja de los tipos en referencias como el euríbor. 

Hasta ahora, los bancos europeos vienen pagando el mismo interés de penalización, derivado del hecho de que los tipos de depósito estén en negativo, por todo el dinero que les sobra. Como les sobran 1,7 billones de euros y el tipo de penalización ya es del -0,50%, abonan una factura diaria de 24 millones de euros

Cuando el 'tiering' entre en vigor el 30 de octubre, los bancos ya no pagarán el mismo interés por todo el dinero que les sobra. De hecho, una parte sustancial quedará libre de pagar nada, porque será remunerada al 0%. En concreto, la parte exenta resultará de multiplicar por seis veces la cantidad mínima de reservas que los bancos deben mantener. Todo lo que exceda esta cantidad y el dinero adicional que el sector guarde en la ventanilla de la facilidad de depósito sí seguirá afrontando la penalización del -0,50%.

Con los datos de liquidez actuales, el exceso de liquidez expuesto a seguir sufriendo esa penalización se reduciría a 1,06 billones de euros, que exigirian al sector un desembolso diario de 14,5 millones, sustancialmente inferior al que abona con el sistema actual, previo aún al 'tiering'.

O lo que es lo mismo, un pago que ahora equivaldría a un interés de penalización del -0,31%, y no el 'nuevo' -0,50%. O más claro aún: en lo que respecta al euríbor, el 'tiering' supone una subida de los tipos que anula el efecto potencial que el descenso al -0,50% hubiera provocado en el euríbor sin 'tiering'. 

LA REFERENCIA DEL -0,31%

La evolución del euríbor en las últimas sesiones constata esta influencia del 'tiering' y la relevancia de esta referencia del -0,31%, porque es hasta ahí, hasta esta zona del -0,31% hasta donde está subiendo el euríbor.

Pese a lo esperado, el euríbor a un año, la gran referencia para las hipotecas a tipo variable en España, ha subido en cinco de las seis jornadas transcurridaas desde la última reunión del BCE. El último repunte ha tenido lugar este viernes, cuando ha pasado del -0,303% al -0,298%. No estaba por encima del -0,30% desde el 17 de julio. 

Tras estas subidas, su media mensual provisional se encuentra en el -0,347%, con lo que septiembre no batirá el mínimo de agosto, cuando se situó en el -0,356%. Eso sí, el dato de septiembre será inferior al de septiembre de 2018 (-0,166%) y al de marzo de 2019 (-0,109%), con lo que, si ninguna cláusula lo impide, las revisiones hipotecarias que se realicen con los datos de este mes recogerán un descenso de la cuota. 

Gráficos relacionados