Renta fija

La prima de riesgo da la bienvenida a Sánchez en retroceso hacia los 100 puntos

La rentabilidad de los bonos periféricos se suaviza en este arranque semanal

Los bonos alemanes se mantienen en tipos negativos

Invertia

La prima de riesgo da la bienvenida a Sánchez en retroceso hacia los 100 puntos

El mercado de bonos acoge con complacencia los resultados de las Elecciones Generales. La continuidad política que supone la victoria del PSOE de Pedro Sánchez da un suave respiro a la prima de riesgo española, que desciende hasta los 102 puntos básicos. Un movimiento de retroceso que se producía desde primera hora y al que se ha sumado el grueso de bonos de los conocidos como países periféricos de la Eurozona.

El bono español a diez años enaja la sesión de resaca electoral con una rentabilidad del 1,02% mientras que los ‘bunds’ alemanes de referencia al mismo vencimiento marcan tipos negativos cercanos al 0,004%, ligeramente más bajos que en la apertura (0,009%). Así, se ha producido una ligera mejora de precios en los títulos españoles -cuya cotización se mueve inversamente proporcional a su rentabilidad-, mientras que los germanos permanecen estables en los registros a los que despidieron la semana pasada.

Desde la agencia de rating crediticio DBRS destacan las cotas de participación alcanzadas y consideran dos posibles escenarios: un Gobierno de coalición liderado por el PSOE y soportado por Unidas Podemos y el respaldo de “partidos más pequeños” o un segundo “menos probable” que pasaría por una alianza con Ciudadanos. En este sentido, consideran que la posibilidad de una repetición de elecciones, escenario que todos los analistas habían señalado como la posibilidad más dañina para el mercado, queda descartada por el momento.

La cota hasta la que este lunes cede la prima de riesgo es la más baja en 10 días, si bien es cierto que en las últimas sesiones se había relajado conforme los sondeos daban como claro ganador de los comicios al PSOE. No obstante, la caída por debajo de los 100 puntos básicos que se consiguió el 11 de abril de este mes no se consuma y los expertos consideran que no se verá en las próximas sesiones.

En este sentido, los analistas de renta fija consideran que los inversores necesitan más indicios sobre los derroteros que tomará el nuevo Gobierno en materia económica y fiscal. Una mayor claridad que no se espera a corto plazo, ya que el próximo 26 de mayo se celebran elecciones municipales, autonómicas y europeas en España, con lo que el cierre de cualquier pacto de largo plazo no se cerrará, previsiblemente, hasta después de esta fecha.

Por lo que se refiere al programa socialista, que recuperaba la implantación de la 'tasa Tobin' en el mercado español, si se repitiera el esquema que se planteó en acuerdo con Podemos en la anterior legislatura, las operaciones sobre renta fija quedarían exentas de este gravamen, lo que facilitaría que el volumen de transacciones sobre los bonos españoles no mermase a medio plazo.

Gráficos relacionados