Renta fija

Trump culpa a la Reserva Federal de haber consentido la "loca curva invertida"

El presidente de EEUU ha calificado de "despistado" al presidente de la Fed

A pesar de las críticas ha celebrado que "el dinero fluye hacia EEUU"

José Manuel Del Puerto

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, habla en la Casa Blanca ante la atenta mirada de Donald Trump./Reuters

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, habla en la Casa Blanca ante la atenta mirada de Donald Trump./Reuters

Trump vuelve a la carga contra la Reserva Federal de EEUU (Fed). Solo unos días después de haber señalado al banco central como el “problema” de la economía estadounidense, este miércoles le ha responsabilizado de la “loca curva invertida” de los tipos de interés a la que los bonos del país han llegado una década después.

Esta vez, además de acusar una vez más a la Fed de “haber subido tipos demasiado y demasiado rápido” para luego ser “demasiado lenta” en recuperar estímulos ha apuntado directamente a su presidente, el “despistado Jay Powell”, ha escrito Trump en su cuenta personal de Twitter. El inquilino de la Casa Blanca ha criticado que “otros países dan las gracias” al primer espada del banco central americano porque “están jugando el juego”.

Dentro de la habitual retórica del mandatario republicano, ha defendido que EEUU debería “estar cosechando grandes recompensas y ganancias, pero la Reserva Federal nos está frenando”. Por si no hubiera quedado claro el mensaje que ya lleva meses aireando, ha insistido: “China no es nuestro problema, aunque Hong Kong no esté ayudando. Nuestro problema es con la Fed”.

Alemania es el único país al que se ha referido directamente en su mensaje como uno de los que, afirma, juegan con ventaja frente a la situación monetaria que atraviesa EEUU. Sin embargo, el país europeo ha dado a conocer este miércoles una contracción del 0,1% en su PIB del segundo trimestre del año, un recorte que deja al país a las puertas de volver a entrar en recesión técnica, algo que ya ocurrió en la primavera del año pasado.

El presidente estadounidense ha lanzado estos mensajes después de que #TrumpRecession se convirtiera en una de las tendencias de la red social en la que acostumbra a lanzar sus mensajes. Esto se debe a que los usuarios de la misma han destacado que el empresario metido a político podría llegar a la parte final de su actual mandato con la economía del país en retirada, pues meses después de que se produzca la curva invertida de tipos es habitual que llegue una recesión. En concreto, así ha ocurrido en nueve de las 12 veces que ha ocurrido hasta ahora. La última de ellas, hace ahora una década.

LA CAÍDA DEL BONO A DIEZ AÑOS

El fenómeno de la curva invertida se da cuando los bonos soberanos estadounidenses a dos años ofrecen en el mercado secundario una rentabilidad superior a la que se exige a los que vencen en diez años. Esto se entiende como un pesimismo inversor concentrado en el corto plazo por la proximidad de un eventual frenazo económico como el que sugieren algunas de las últimas referencias macroeconómicas publicadas en distintas partes del mundo.

A lo largo de la sesión de este miércoles, la rentabilidad de la deuda a 10 años ha llegado a caer hasta el 1,574%, mientras que la del bono a dos años ha llegado a repuntar hasta el 1,664%. Al cierre, 1,581% frente a un 1,583% para los de más corto plazo. Una situación que, a pesar de todo lo anterior, ha sido celebrada por el mismo Trump. En un mensaje aparte ha festejado: "Tremendas cantidades de dinero fluyen hacia EEUU. ¡La gente quiere seguridad!".

Gráficos relacionados