Tecnología

Ocho trucos para mejorar la velocidad de tu smartphone

Invertia

Ocho trucos para mejorar la velocidad de tu smartphone

Los años también pasan factura para tu teléfono. Es innegable que es una herramienta indispensable en nuestro día a día, pero la realidad es que, cuanto más lo usas, más lento se vuelve. Los rastros de archivos temporales que quedan alojados en la memoria suelen ser la causa, junto con otras consideraciones que la mayoría no tenemos en cuenta. Antes de "jubilar" a tu teléfono, te proponemos 8 sencillos trucos que puedes seguir para mejorar su rendimiento.

1. Actualiza el software

Puede parecer una tontería, pero lo cierto es que actualizar el sistema operativo puede arreglar gran parte de los bugs y tiempos de carga que afectan a tu teléfono. A veces, el causante no es el hardware, sino una versión problemática del software.

2. Reiniciar

Si el paso anterior no funciona, prueba con otro igual de simple: forzar un reinicio suele ser beneficioso para tu teléfono, ya que cierra aplicaciones, además de procesos en segundo plano que se estén ejecutando. Anteriormente, reiniciar tu teléfono de forma frecuente era casi de obligado cumplimiento, pero la capacidad de los móviles actuales permite que se mantengan encendidos durante semanas. No obstante, tampoco viene mal hacer un reinicio de vez en cuando.

3. Borrar datos de caché y aplicaciones

El famoso caché, o los datos que almacenan las aplicaciones en la memoria de tu teléfono, sirven para guardar las configuraciones que haces y puedan reiniciarse de forma más rápida al encender el dispositivo. Sin embargo, también puede lastrar la velocidad del dispositivo  y provocar sobrecargas si se almacena demasiado, además de ocupar memoria innecesaria.

4. Liberar espacio de almacenamiento

Ya que has comenzado a borrar información innecesaria del teléfono, también puedes probar con un clásico: eliminar fotos, vídeos, documentos y aplicaciones que ocupan un gran espacio en tu teléfono, y que pueden no serte tan útiles como imaginas. Planifica qué contenido te interesa guardar y elimina el resto, con ello liberarás carga al procesador y, además, contarás con más almacenamiento para descargar otros archivos más adelante.

5. Prueba las aplicaciones lite

Cada vez es más frecuente encontrar en la tienda de apps versiones de aplicaciones "ligeras", de mucho menor peso y consumo de datos que las originales. Suelen ser especialmente útiles en zonas con poca cobertura, ya que han sido diseñadas para que cualquiera pueda acceder a su contenido sin mayor problema. Aplicaciones como Facebook, LinkedIn o Shazam ya cuentan con esta alternativa para ahorrar memoria y megas.

6. Reducir animaciones

Siempre es más vistoso contar con animaciones y efectos de transición llamativos al abrir o cerrar aplicaciones en tu teléfono, pero lo cierto es que, sólo con mantenerlas activas, el procesador consume una gran cantidad de recursos, lo que acaba manifestándose en forma de tiempos de carga muy lentos.

El proceso para reducir la calidad de las animaciones es distinto dependiendo del sistema operativo de tu teléfono. Para dispositivos iOS como el iphone, deberás entrar en Ajustes > General > Accesibilidad > Reducir Movimiento para mejorar la velocidad de la interfaz.

En teléfonos Android la operación es algo más larga, ya que deberás entrar en las Opciones de desarrollador ubicada en los ajustes del teléfono. Una vez dentro, recomendamos no tocar nada. Para nuestro caso, bastará con hacer scroll hasta el botón Dibujo y cambiar la configuración de las opciones "escala de animación ventana", "escala de animación de transición" y "escala de duración de animación". En cada una de ellas, elige "desactivar la animación".

7. No instales apps para aumentar la velocidad de tu teléfono

La mayoría somos los suficientemente sensatos como para ignorar la publicidad intrusiva que suelen aparecer en el navegador de cuando en cuando, pero aún existen anuncios de aplicaciones que aumentarán la velocidad de tu smartphone en un 50%, o hasta un 100%.

Este tipo de aplicaciones, en la mayoría de casos, suelen ser fraudes que no sólo no aportan ninguna mejora a tu teléfono, sino que además, con su instalación puedes arriesgarte a descargar también software malicioso. Evita instalarlas a toda costa.

8. Restablecer ajustes de fábrica

Si todo lo demás falla, la última opción que queda es, quizás, el mayor favor que puedes hacerle a tu móvil. No exageramos, restablecer los valores de fábrica limpia en profundidad la memoria de tu teléfono, eliminando todos los datos que contiene y dejándolo como el primer día. Si es lo que buscas, te recomendamos que antes hagas una copia de seguridad de tus datos, si no quieres perderlos durante el proceso. En este otro artículo te explicamos cómo hacer una copia de seguridad para migrar datos.

Dale una oportunidad a tu teléfono y prueba estos trucos. Quizás viva una segunda juventud.

* Si quieres más trucos y consejos útiles entra en Movisfera, el blog oficial de Movistar

Gráficos relacionados