Empresas

Telefónica ofrecerá bajas voluntarias desde 53 años y revisará su estrategia en torres de telecomunicación

El plan de renovación de plantilla contempla un ahorro anual de unos 220 millones de euros

La nueva propuesta para rentabilizar su red de infraestructura estará lista "en los próximos 12 meses"

Invertia

Telefónica ofrecerá bajas voluntarias desde 53 años y revisará su estrategia en torres de telecomunicación

Telefónica ha celebrado este martes un consejo de administración del que han salido dos medidas principales. La compañía acelerará la búsqueda de estrategias para sacar más rédito de sus infraestructuras de telecomunicaciones y ofrecerá bajas voluntarias a sus empleados de más de 53 años con el objetivo de “adaptar su plantilla a los desafíos de los próximos años”.

En un momento en el que Telefónica ha cerrado varias de sus desinversiones pendientes, como la de sus filiales en Centroamérica, la multinacional española ha puesto el foco en su red de infraestructuras. Según ha comunicado la compañía, actualmente cuenta con unos 130.000 activos de conexión repartidos en 12 mercados, de los cuales unos 68.000 son en propiedad.

El consejo de administración de Telefónica, que este martes ha celebrado una reunión adelantada en dos semanas frente a los que acostumbra la compañía, ha apostado por avanzar en la monetización de esta red de infraestructuras en la línea en la que ya lo hizo en 2016 con la creación de Telxius.

"Esta cartera de aproximadamente 50.000 'sites' podría generar unos 830 millones de euros en ingresos"

El objetivo es tener lista una estrategia “en los próximos 12 meses” para unos 50.000 emplazamientos que “podrían generar un OIBDA estimado de unos 360 millones de euros” e ingresos por 830 millones, según estimaciones de la cotizada. La factura aproximada de inversiones de mantenimiento se estima en unos 25 millones de euros.

Entre las medidas que se plantean está “la creación de sinergias a través de posibles acuerdos de compartición con otros operadores locales manteniendo la flexibilidad estratégica de sus operaciones”. En cualquier caso, la compañía ha defendido que estos movimientos se fundamentan en “una estrategia enfocada en la creación de valor para el accionista, mejorando el retorno sobre el capital empleado y realizando un uso más eficiente” de infraestructuras.

La compañía que preside José María Álvarez-Pallete sitúa su camino a seguir en la experiencia de Reino Unido, donde Telefónica cuenta con alrededor de 7.000 emplazamientos a través de Cornerstone, una sociedad creada en 2012 de manera conjunta con Vodafone. La firma sostiene que esta filial al 50% es “una de las redes líder en el Reino Unido” y que tras los resultados obtenidos en este tiempo ambas ‘telecos’ acordaron “ampliar su acuerdo incluyendo el despliegue de 5G y explorar nuevas opciones de monetización”.

RELEVO GENERACIONAL EN LA PLANTILLA

En la víspera de una nueva reunión de la Mesa del Convenio Colectivo de Telefónica España, el consejo de administración ha anunciado que propondrá a los sindicatos la implementación de un plan de suspensión individual (PSI) del empleo para un periodo de un año dirigido a trabajadores con más de 53 años.

De momento, lo que ha trascendido a la espera del debate con los representantes de los trabajadores es que “tendrá carácter voluntario”. Esta medida se quiere compaginar con iniciativas para “continuar atrayendo empleo joven mediante el programa Talentum”.

Los cálculos de la compañía para estas prejubilaciones se estiman costes en “el entorno de los 1.600 millones de euros antes de impuestos”, mientras que se prevé un ahorro anual promedio en gastos directos cercano a los 220 millones de euros a partir de 2021, tal y como ha informado la compañía a través de una nota de prensa remitida como hecho relevante a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). 

"El valor actual del gasto del Plan se estima en el entorno de 1.600 millones de euros antes de impuestos"

Adicionalmente, se prevé el desarrollo de un programa para que “determinados servicios puedan ser ofrecidos directamente por personal de la compañía, con el fin de asegurar la calidad del servicio que se presta al cliente” a la par que se permita “la generación de eficiencias adicionales”.

El presidente de Telefónica España, Emilio Gayo, ha señalado que “el convenio colectivo firmado hace cuatro años ha permitido grandes avances […], pero ahora tenemos que ser más ambiciosos y evolucionar hacia una compañía más digital y preparada para los desafíos futuros”. Un objetivo por el que Telefónica España tiene previsto desplegar un programa para la dotación de “nuevas habilidades”, así como iniciativas para “continuar en los avances para la digitalización y robotización de procesos”, recoge el comunicado oficial.

Gráficos relacionados