Vivienda

El euríbor vuela hacia nuevos mínimos históricos... a la espera de Draghi

La referencia hipotecaria se sitúa por debajo del -0,17%

El BCE podría anunciar nuevos estímulos en la reunión de este jueves

Pedro Calvo

El presidente del BCE, Mario Draghi, acompañado del vicepresidente, Luis de Guindos, en una rueda de prensa en el BCE./BCE

El presidente del BCE, Mario Draghi, acompañado del vicepresidente, Luis de Guindos, en una rueda de prensa en el BCE./BCE

...Y cuando parecía que solo tenía la opción de subir, vuelta a caer. El euríbor a 12 meses, la referencia para la mayoría de las hipotecas a tipo variable en España, no solo ha retomado sus andadas bajistas, es que ha agigantado sus descensos de tal modo que en caso de prolongar la secuencia de los últimos días marcará nuevos mínimos históricos más pronto que tarde.

Su mínimo diario data de diciembre de 2017, cuando reculó hasta el -0,194%. Ahora se encuentra en el -0,177%, pero es que hace una semana estaba en el -0,148% y hace un mes, en el -0,114%. Su 'operación retorno', por tanto, se ha acelerado en la parte final de mayo y en el arranque de junio. Otro dato lo avala: en mayo, su media mensual menguó hasta el -0,134%, un promedio que evidencia que comenzó el mes a niveles bastantes más altos que los que marcó al final.

¿A qué se ha debido esta recaída del euríbor? A la combinación de dos variables: por un lado, la desaceleración económica de la Eurozona y el descenso de la inflación; y por otro, la posibilidad de que este escenario obligue al Banco Central Europeo (BCE) a adoptar nuevos estímulos.   

PREPARADOS, LISTOS...

Para saber si aplicará esta respuesta no habrá que esperar mucho, puesto que el Consejo de Gobierno de la entidad celebrará este jueves una nueva reunión de política monetaria. Todos los focos se centrarán en la institución presidida por Mario Draghi, que afronta sus últimos cinco meses de mandato con una renovada incertidumbre.

En esta nueva cita, el BCE revisará sus previsiones económicas, una información en la que se apoyará para tomar sus decisiones. En marzo, la entidad redujo del 1,7% al 1,1% su pronóstico de crecimiento para este año y del 1,6% al 1,2% su estimación para la inflación. Si estas reducciones ya nutrieron las preocupaciones de la entidad, que en marzo retrasó hasta, al menos final de año, la subida de los tipos de interés y anunció una nueva ronda de financiación bancaria a largo plazo, los últimos datos las han reforzado. En mayo, la inflación de la Eurozona se moderó del 1,7% al 1,2%, con la inflación subyacente por debajo del 1%. O lo que es lo mismo, cada vez más lejos del objetivo del BCE de mantener la inflación a medio plazo por debajo, pero cerca, del 2%. "Esta situación mete más presión al BCE", constata Bert Colijn, economista sénior para la Eurozona de ING. 

Esta presión podría traducirse en nuevas actuaciones. Lo que se da por seguro es que la entidad aportará más detalles sobre esa ronda de financiación bancaria (TLTRO III) que iniciará en septiembre, con una expectativas que apuntan a que la institución ofrecerá unas condiciones ventajosas para que esa financiación sirva de estímulo para alentar el crédito al sector privado en la Eurozona. Otras opciones, como rebajar unos tipos oficiales que están en el 0%, con los de la facilidad de depósito en el -0,40%, o retomar las compras netas de activos en la Eurozona, parecen por ahora menos posibles. 

De todo ello estará pendiente el euríbor. Por ahora, ya camina por niveles inferiores al -0,17%. A poco que Draghi lo permite, parece decidido a ir más abajo que nunca

Gráficos relacionados